Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…
Tailandia habilita 15 vagones de tren para alojar a …

En el sur de Quito, la gente se abastece con agua de las piletas

En los sectores afectados se registraron largas filas de ciudadanos para obtener agua potable. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

En los sectores afectados se registraron largas filas de ciudadanos para obtener agua potable. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

En el sector del Mercado Mayorista, en el sur de Quito, la gente optó por abastecerse con el agua de la pileta que se ubica en el redondel, frente a ese centro de abastos. Con bidones, lavacaras y botellas intentan abastecerse tras falta del servicio por el colapso de un muro en la escombrera de El Troje que afectó el sistema de distribución para el sur y centro de Quito, la noche del martes pasado.

Este jueves 7 de diciembre del 2017, las personas del sur de Quito, desde las primeras horas de la mañana salieron en busca del líquido vital. Susana Dueñas, moradora de Solanda, optó por cargar bidones con agua de la pileta del Mercado Mayorista para sus sanitarios. “Sabemos que es agua sucia pero al menos para asear los baños nos puede servir”, comentó.

Dueñas comentó que a Solanda sí llegó un tanquero de la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps). Sin embargo, por la cantidad de gente se le ha hecho imposible tomar agua.

Hasta la pileta del Mercado Mayorista también llegó Mirtha Cabezas. A las 12:00 de hoy ya llevaba tres viajes desde la etapa 4 de Solanda. “No tenemos más opción que el agua de la pileta aunque sea para el aseo. Yo vivo con mis tres hijos que son pequeños y no puedo estar sin agua”, señaló.

Alrededor de la pileta se congregan familias enteras. Lo chicos que no asistieron a clases son quienes ayudan a sus padres a cargar el agua. Carlos Quishpe llegó al sector del Mayorista en compañía de sus tres hijos. “No sabemos cuándo regresará el agua. Así que mejor tener aunque sea la de la pileta para asearnos”‘ dijo.