3 de January de 2012 00:01

Primer relevo de guardia del 2012, sin Correa

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El primer cambio de guardia presidencial del 2012 congregó a decenas de personas en la Plaza de la Independencia, en el Centro Histórico. Como es costumbre, la ceremonia se inició a las 11:00, con la salida de los 70 Granaderos de Tarqui del Palacio de Carondelet. Ellos son los guardias encargados de la seguridad del Presidente de la República.

Al ritmo de los trombones, tambores y trompetas de la Banda de la Fuerza Terrestre, los uniformados, ataviados con su tradicional uniforme azul y blanco, marcharon con paso firme por las calles Chile y Espejo.

Para facilitar su paso, miembros de la Policía cerraron la circulación por la calle García Moreno, frente al Palacio de Carondelet, también por la Chile y Espejo.

Algunos Granaderos de Tarqui se apostaron en el corredor frontal de la plaza, que da al Palacio Presidencial. Allí un grupo formó una calle de honor jun-to al Monumento a la Independencia. Otros guardias estaban montados sobre caballos y rodearon el monumento.

Todos llevaban estandartes con la Bandera del Ecuador. El amarillo, el azul y el rojo flameaban en el centro de la Plaza Grande.

Los asistentes, en su mayoría ubicados frente a la sede presidencial, observaban con atención la ceremonia. Todos guardaron silencio durante el acto.

Entre ellos se encontraba el colectivo Plaza Grande, un grupo de simpatizantes del presidente Rafael Correa. Todos los lunes, desde que asumió el mando, asisten al cambio de guardia.

Algunos llevaban camisetas verdes, que en el centro tenían estampado el rostro del Primer Mandatario. Otros exhibían botones con el logotipo del 30-S.

Entre los presentes se destacaba una mujer vestida con el uniforme de los granaderos de Tarqui. Se trataba de Nancy Nieto, quien todos los lunes asiste al cambio de guardia personificando a Manuela Sáenz. “Quiero visibilizar el aporte que Sáenz tuvo en el proceso de la Independencia”.

Turistas nacionales y extranjeros captaban la escena con sus cámaras. Mantenían cierta distancia, porque la Policía no les permitía acercarse a los Granaderos.

Cerca de las 11:10 Homero Arellano, ministro coordinador de Seguridad, apareció en el balcón presidencial en representación del presidente Correa.

En ese momento, la Bandera del Ecuador fue izada en Carondelet, mientras la banda entonaba el Himno Nacional. El público acompañó con el canto.

El acto central tuvo lugar frente al Monumento a la Independencia, cuando el capitán Steven Jiménez entregó un sable al capitán Javier Noboa. Este es el sím-bolo del intercambio de guardia presidencial.

Al mismo tiempo, delante del Palacio de Gobierno, cuatro Granaderos de Tarqui que se encontraban en el lado norte intercambiaron sus puestos con otros cuatro que estaban en el lado sur.

En ese momento, los asistentes aplaudieron. Luego del intercambio de guardia, los Granaderos que estaban en la Plaza Grande retornaron a Carondelet, lo que puso fin al relevo de guardia.

María Cofre presenció la ceremonia. También asiste todos los lunes al cambio de guardia. “Me parece una ceremonia muy emotiva. Es una forma que utiliza el Gobierno para comunicarse con el pueblo”, opinó.

A la quiteña Susana Ortiz también le agradó el acto que presenció por primera vez. “Me pareció muy bien organizado”. No reprochó la ausencia del presidente Correa. “Tiene derecho a descansar, trabaja muy duro”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)