Esposa del ‘Chapo’ Guzmán es condenada a…
Laboratorio Urbano de Quito fortalece las áreas hist…
Video registra que pasean un cadáver en una moto en Manabí
Cuatro mujeres salían con USD 15 000 de la cárcel Re…
5 preguntas sobre el aparecimiento de la variante Ómicron
Página para acceder a boletos de Fiestas de Quito, colapsada
COE Nacional y Alcalde anuncian medidas por fiestas de Quito
El 64% de la población está vacunada totalmente en Ecuador

Monóxido de carbono y ácido sulfhídrico salían de 100 quintales de maíz

En la vivienda donde murió un niño la medición de gases tóxicos arrojó que había 79% de monóxido de carbono y un 17% de ácido sulfhídrico. Foto: EL COMERCIO

En la vivienda donde murió un niño la medición de gases tóxicos arrojó que había 79% de monóxido de carbono y un 17% de ácido sulfhídrico. Foto: EL COMERCIO

En la vivienda donde murió un niño la medición de gases tóxicos arrojó que había 79% de monóxido de carbono y un 17% de ácido sulfhídrico. Foto: EL COMERCIO

Bomberos confirmaron hoy, viernes 17 de octubre, que el niño fallecido ayer en una vivienda del sur de Quito no solo inhaló accidentalmente ácido sulfhídrico -como se dijo inicialmente- sino también monóxido de carbono.

Según Geovany Cabezas, capitán del Cuerpo de Bomberos, anoche realizaron mediciones con un gasómetro en la vivienda y en los costales de maíz de donde provenían los gases tóxicos.

La medición arrojó que había 79% de monóxido de carbono y un 17% de ácido sulfhídrico, entre los gases con mayor presencia.

Se presume que el niño de 5 años pudo haber fallecido, sobre todo, por acción del monóxido de carbono.

Además, indicó que se realizó una ventilación del ambiente y con ayuda de maquinaria especial del Municipio retiraron los costales y los enterraron en el sector de El Troje.

Hasta anoche esos químicos se mantenía en cobijas y en la ropa de la familia, por lo que el capitán les sugirió que recién pernoctaran hoy ahí, luego de que hagan una profunda limpieza de la vivienda.

El capitán Cabezas indicó también que el padre del chico fallecido le aseguró anoche que había comprado dos días antes los quintales de maíz a un señor que no conocía y que había pasado por su tienda en un camión ofreciendo el producto.

Habría asegurado al capitán que no sabía que los quintales tenían unas “pastillas” que disueltas arrojaban gases que sirven, al parecer, para matar gorgojo.

Los 100 quintales de maíz se encontraron en la sala de la vivienda, explicó el oficial.

Suplementos digitales