Pesebre gigante del Panecillo se encenderá el 8 de diciembre
Ecuador mejora el aprendizaje en Matemáticas y Cienc…
Capturan en Ecuador a presunto integrante del ‘…
Grecia multará cada mes a mayores de 60 años que no …
CDC modifican la guía para aplicar tercera dosis por…
Niño de tres años, el primer fallecido por terremoto en Perú
Conducción imprudente, la mayor queja de pasajeros
Las huellas de la trata son difíciles de borrar

Especialista del Inamhi explica los motivos de la intensa lluvia y granizada del jueves 3 de mayo en Quito

Cristian Paliz, especialista de pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inmahi), explica que la fuerza de la precipitación se debió a la confluencia de varios factores para la lluvia en Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Cristian Paliz, especialista de pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inmahi), explica que la fuerza de la precipitación se debió a la confluencia de varios factores para la lluvia en Quito. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La intensa lluvia y granizada que cayó la tarde de ayer, jueves 3 de mayo del 2018, en Quito sorprendió a la ciudadanía por su intensidad luego de una mañana muy soleada.

Cristian Paliz, especialista de pronósticos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inmahi), explica que la fuerza de la precipitación se debió a la confluencia de varios factores.

“En la mañana hubo un intenso sol y este activó la humedad que aún tenemos en varias capas de la atmósfera. Cuando se libera calor desde la tierra hacia la atmósfera se genera la formación de nubes de gran desarrollo vertical y ello produce la precipitación”, señaló el experto.

}
Paliz indica que cuando las nubes crecen, son amplias y muy blancas permiten inferir que se pueden producir fuertes lluvias.

La precipitación se registró con mayor fuerza en el centro-norte de la ciudad, en donde se registraron 22,2 milímetros cúbicos de agua, es decir 22 litros por metro cuadrado.

Según los pronósticos del Inamhi se esperaría que durante todo el mes de mayo las lluvias alcancen al menos 106,6 milímetros en el norte de la urbe.

En el sur de la ciudad la lluvia no fue tan fuerte, allí se registró solo 4, 2 milímetros cúbicos.

El especialista explica que la presencia de granizo dependerá de cómo se forme la nube durante el día y en qué nivel de la atmósfera se produzca la gota.

Si la gota se produce en niveles con temperatura baja esta se congela y posteriormente se precipita como granizo.

Aunque mayo es considerado como un mes de transición de la época lluviosa a la seca, los próximos días aún se tendrán precipitaciones en la capital.

Suplementos digitales