7 de September de 2010 00:00

Las brigadas vigilan las zonas de ingreso

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Quito

Un operativo de seguridad vial se aplicó en varios establecimientos, en el primer día del nuevo año lectivo. César Pérez y Alexis Chuquín son estudiantes de tercero de bachillerato del colegio Paulo VI, en el sur de la ciudad. Según el cronograma de ingresos, ellos iniciarán el año escolar mañana. Pero a las 08:30 de ayer, los dos jóvenes llegaron al colegio con impecables uniformes.Ellos asistieron como voluntarios de la brigada de seguridad vial. Su trabajo fue asegurarse de que alumnos, maestros y padres de familia que llegaban a la inauguración de los primeros de básica crucen por las zonas de seguridad peatonal. El alcalde Augusto Barrera explicó que el propósito de las brigadas es el de mejorar la seguridad de peatones y conductores alrededor de los centros educativos que se encuentran en los sectores más congestionados. Añadió que es necesario reforzar la educación de conductores y peatones sobre el respeto a las señales de tránsito. En la av. De los Libertadores, un fiscalizador de tránsito de la Emmop, instruyó a los estudiantes sobre el uso de pitos, banderines y paletas de orientación vial. A las 09:00, padres y alumnos ingresaban sin problema. Hubo poco flujo vehicular. Con un banderín en sus manos, Chunquín llamaba la atención de las personas que empezaban a cruzar la calzada lejos del paso cebra pintado frente al plantel. Con paciencia, los peatones avanzaban hasta la zona de seguridad para cruzar. Pérez levantaba una pancarta, con la señal de Pare, para que los conductores se detengan mientras la gente cruzaba. En otros colegios no había estudiantes, pero sí personal del Municipio y la Policía Nacional.En el ingreso al colegio La Providencia, en la calle Benalcázar, el policía metropolitano Henry Vásquez vigilaba el cruce de peatones. El tránsito vehicular era fluido, lo que incrementó la velocidad de circulación. Blanca Díaz, inspectora del colegio, explicó que el ingreso y salida de las alumnas se distribuye por las calles Cuenca, Benalcázar y Chile, para evitar accidentes y congestiones. Barrera aseguró que se mantendrá un estricto control del transporte escolar y pesado durante el año lectivo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)