29 de mayo de 2019 15:12

Redondel construido en la av. Machala, en el norte de Quito, soporta 1 500 vehículos cada hora

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) lo bautizó como ‘turbo redondel’. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) lo bautizó como ‘turbo redondel’. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 11
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 2
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A los conductores que circulan por el redondel de la avenida Machala y la calle Rigoberto Heredia, en el norte de Quito, les cuesta adaptarse a las nuevas especificaciones de movilidad en ese sector.

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) lo bautizó como ‘turbo redondel’ y, según explicó, el objetivo de la obra es mejorar los tiempos de desplazamiento y disminuir los accidentes.

Los trabajos se ejecutaron en abril. Consistieron en recortar una parte del redondel. Además, 67 metros cuadrados fueron demolidos en los dos lados de la calle Rigoberto Heredia para conformar los carriles de circulación. Asimismo, la Gerencia de Operaciones de la Movilidad de la Epmmop renovó y cambió la señalización en los carriles de acceso y en los interiores.

En ese sentido se instalaron flechas de direccionamiento, letreros de pare y ceda el paso, así como chevrones y cruces cebra. Para diferenciar a los carriles y sus divisiones se colocaron 150 bolardos (elementos tubulares de plástico amarillos). La idea es que los conductores conduzcan por el mismo lado.

El turbo redondel ubicado en la intersección de las avenidas Machala y Rigoberto Heredia, en el sector de Quito Norte. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

El turbo redondel ubicado en la intersección de las avenidas Machala y Rigoberto Heredia, en el sector de Quito Norte. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO


La mañana de hoy, 29 de mayo del 2019, este Diario recorrió esa zona. Los vecinos aseguran que a los conductores les resulta difícil conducir bajo las nuevas especificaciones del ‘turbo redondel’. Manuel Navarrete dice que, por ejemplo, no saben qué carril deben tomar cuando curvan. Incluso algunos bolardos tienen raspones. Para el vecino, la solución es colocar semáforos.

El conductor Vinicio Andrade considera que el Municipio debe informar más sobre los beneficios de la obra. A su juicio, la señalización debe ser anticipada y no a la altura del ingreso al lugar, lo cual evitaría frenazos bruscos.

El motociclista Ángel Díaz se confunde. “Hay que frenar de golpe (para curvar) con el peligro de que un carro nos choque en el lado posterior”. Pide al Municipio que se instalen más letreros.

Christian Zaragocín, gerente de Operaciones de la Emmop, informó que se invirtieron USD 30 000 en los trabajos. Acotó que el ‘turbo redondel’ soporta una carga de 1 500 vehículos cada hora. Se trata de un proyecto piloto que luego se aplicará en otros puntos de la ciudad. Se tiene previsto hacerlo en el sur. “Realizamos los estudios para construirlos en los redondeles de las vías Lira Ñan y Amaru Ñan (Quitumbe)”.

Asimismo se evalúa cómo funciona el proyecto piloto actualmente. El funcionario cree que sí es posible incrementar la señalética para que la gente no se confunda al conducir en la zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (3)