28 de mayo de 2019 00:00

Los negocios en el Centro Histórico de Quito esperan una recuperación

Las actividades culturales empezaron la tarde de ayer, en la calle Venezuela. Foto: Diego Pallero y Evelyn Jácome / EL COMERCIO

Las actividades culturales empezaron la tarde de ayer, en la calle Venezuela. Foto: Diego Pallero y Evelyn Jácome / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Evelyn Jácome
Coordinadora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Que el arte se adueñe de las calles y que aleje la imagen desértica e insegura que se toma el Centro Histórico de Quito pasadas las 18:00. Que un turista pueda caminar por esas vías y se encuentre con danzas, grupos musicales, obras de teatro, muestras de magia o animaciones de payasos.

Que el Casco Colonial se llene de visitantes y de vida. Ese es el objetivo de Quitunes, una propuesta de la Alcaldía que arrancó la tarde de ayer (27 de mayo del 2019) y que le apuesta a recuperar el espacio público y a aprovechar la peatonalización del Centro con actividades culturales, las tardes y noches de los lunes.

Al momento, nueve tramos de vías como la Venezuela, García Moreno, Chile, Espejo, Sucre, La Ronda y la Imbabura, cuentan con una plataforma que nivela la calzada con la vereda, y que permite la libre circulación priorizando al peatón. Pero en la tarde-noche, se vacían y se vuelven peligrosas. Además, al impedir el paso de vehículos, dicen los comerciantes, las ventas de los locales del sector se han afectado.

Milton Andrade, propietario de una vivienda ubicada en la zona y miembro del Colectivo Defensa del Centro Histórico, asegura que antes de tomar la decisión de peatonalizar, se debió hacer una capacitación a los comerciantes para que se preparen para ese cambio o que hagan una mutación en el giro de negocios.

“Los locales no venden. Las ferreterías no pueden despachar sus productos porque la gente ya no puede entrar en carro y las ventas bajan”, asegura. Lo que, sumado a las vallas que impiden el paso de la gente, genera problemas en el comercio. Andrea Vaca tiene un local de prendas de vestir en la Venezuela y señala que desde la peatonalización, las ventas bajaron en un 50%. Hay días que no vende ni USD 20. Cuando le va bien, oferta USD 50.

Ana Armendáriz, dueña de una cafetería, coincide con ella. Ha tenido que despedir a dos ayudantes del local porque no le alcanza para pagar los USD 700 de renta al mes y a los empleados. Ambas indican que las calles peatonalizadas se vuelven un riesgo por la falta de visitantes.

Ese problema intenta ser resuelto con la propuesta municipal de realizar actividades culturales en las calles que rodean a la Plaza Grande, todos los lunes. A las 17:00 de ayer, como parte de Quitunes, la banda de paz y el grupo folklórico del colegio Fernández Madrid empezaron a recorrer la calle Venezuela, desde la Chile hasta la Sucre, a la vista de cientos de personas. El Centro se reactivó. Se programaron también presentaciones musicales, actos de magia y números humorísticos.

En la mañana de ayer, policías retiraron las vallas que cercaban la Plaza Grande.

En la mañana de ayer, policías retiraron las vallas que cercaban la Plaza Grande. Foto: Diego Pallero y Evelyn Jácome / EL COMERCIO


El objetivo es que el primer día de la semana, estas calles y plazas se conviertan en un escenario musical, en un teatro, en una galería de arte para diversas expresiones culturales.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, señaló que hacen falta propuestas para devolverle la vida nocturna a la ciudad. Explicó que se eligió el lunes porque es el día más aburrido de la semana y tiene carencia de propuestas. Las estadísticas de Quito Turismo muestran que hay turistas que salen a destinos dentro del país y regresan el lunes a Quito, un día antes de sus vuelos de retorno. Esta propuesta busca brindar alternativas a la gente que está en la capital y motivarla a quedarse.

La propuesta es que las actividades culturales se tomen las calles Venezuela y García Moreno, pero que se pretende que se extienda hacia el sur, norte, valles y parroquias rurales, y que se organice todos los días de la semana.

Yunda expresó que esta iniciativa tiene que volverse un atractivo turístico tal como propuso en campaña para que Quito pueda despuntar y vivir del turismo. Solo ayer, participaron cerca de 120 artistas, entre los cuales estuvieron sinfónicas, bandas, grupos de danza, malabaristas, humoristas.

¿Cuánto le va a costar esto a la ciudad? “A la ciudad no le va a costar nada, porque estamos haciendo una gestión con pedidos a la Casa de la Cultura, a la Policía Nacional, a Bomberos, quienes no cobran. Los colegios presentan sus bandas de paz”, puntualizó.

Según Yunda, las embajadas de los 54 países que están en la ciudad se han mostrado interesadas en que su cultura pueda difundirse. Aclaró que, sin embargo, algún momento habrá un presupuesto para ciertos temas logísticos, pero no serán costos onerosos.

Como primer paso para reactivar el Centro, la mañana de ayer, las vallas que cercaban la Plaza Grande fueron retiradas por pedido de la Alcaldía. Durante el Quitunes, la Policía reforzará la seguridad en todas las calles de la zona.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)