26 de julio de 2018 00:00

Ocho propuestas para hacer frente a los subsidios

El análisis de las subvenciones a los combustibles genera debate en varios sectores. Foto: Archivo EL COMERCIO

El análisis de las subvenciones a los combustibles genera debate en varios sectores. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 32
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 17
Redacción Negocios

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Trabajadores, educadores, transportistas y empresarios plantean ocho iniciativas para reducir el gasto que asume el Estado para subsidiar a los combustibles.

A inicios de año el Fisco presupuestó USD 3 470 millones para subsidios. De ese monto, casi la mitad, 1 707 millones, son para gasolinas, diésel y gas de uso doméstico (ver gráfico). Pero el monto puede subir, ya que el precio del crudo se viene recuperando en el mercado internacional, lo cual impacta en el precio de los derivados.

De hecho, según cifras del Banco Central, entre enero y mayo del 2018 el subsidio para combustibles se incrementó en unos USD 309 millones en relación a lo gastado en el mismo período del 2017.

Pero para el ministro de Finanzas, Richard Martínez, el tema está en análisis porque hay muchas ineficiencias. La principal: existen recursos que se entregan a personas con alto poder adquisitivo. Consideró que los subsidios tienen que estar enfocados en las clases más vulnerables, aunque aclaró que aún no hay una decisión sobre el tema.

Los transportistas, las empresas automotrices y los distribuidores de combustibles coinciden en que es necesaria una revisión siempre y cuando no se afecte a los sectores más vulnerables.

Los taxistas y los distribuidores de combustibles plantean una eliminación de la subvención de la gasolina extra y súper para quienes tienen autos particulares.

Los transportistas están de acuerdo con una focalización de subsidios, pero siempre que se mejore previamente la calidad de los combustibles.

Los industriales y las empresas automotrices consideran que aplicar ayudas económicas generalizadas beneficia a quienes más ingresos tienen y desalienta la migración a tecnologías más amigables con el ambiente, como autos híbridos o eléctricos.

Los trabajadores, pequeños empresarios y educadores tienen propuestas distintas.

Los primeros creen que cualquier focalización se debe hacer con base en un estudio para no afectar a grupos de bajos ingresos. Por su parte, las pymes creen que no es el mejor momento para revisar los subsidios, ya que se podría afectar el consumo. Proponen una revisión en dos años, una vez la economía se active, producto de la inversión privada.

Para los educadores, cualquier focalización afecta a las clases menos favorecidas. Por ello, plantean medidas para recaudar fondos de las empresas privadas.


Precio real en ciertos casos
Francisco Silva 
Presidente de Distribuidores

La Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados del Petróleo plantea que no se deben eliminar los subsidios para el transporte de carga y de pasajeros, sino para el resto de vehículos. Así se evitará que suba el precio de los productos de la canasta familiar y de los pasajes. El ahorro que se genere por una focalización se debe destinar para construir una nueva refinería para abastecer la demanda interna.


Los privados, sin subsidio
Carlos Brunis
Pdte. de Unión de Taxistas

El gremio de taxistas de Pichincha considera que el Gobierno debería eliminar el subsidio a los propietarios de autos particulares y no a quienes prestan un servicio de transporte público. De esta manera se logra que la mayor parte del parque automotor use combustibles no subvencionados. Así no se afecta a la economía de los conductores de este sector, que ya están afectados por una caída en la actividad.

Revisar precio y calidad
Jorge Yánez
Pdte. Transportistas Urbanos

El dirigente del transporte urbano en Quito considera que la posibilidad de eliminar los subsidios debe ser analizada paralelamente a la calidad de estos derivados. Contar con gasolinas de más octanaje permite que los motores sean más eficientes y se reduzca la contaminación ambiental. Si se pagan los precios reales de las gasolinas se sincerarán los precios de los productos y otros costos en la economía.

Mantener los subsidios
Elvis Moreira 
UNE de Pichincha

El representante de la Unión Nacional de Educadores en Pichincha sostiene que no se debe eliminar ni focalizar este apoyo debido a que cualquier revisión terminará afectando a los hogares, que actualmente están en una situación económica difícil. Para recabar fondos se debe cobrar a las empresas evasoras de impuestos, controlar la evasión tributaria y renegociar los contratos de las firmas de telefonía.

El subsidio es un limitante


Genaro Baldeón
presidente de la Aeade
La Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade) considera que los subsidios a las gasolinas y al diésel para este sector productivo son un “serio limitante” para acceder a tecnologías más eficientes. Por esto, el Gobierno debería tomar acciones de focalización de estas subvenciones, tomando medidas de precaución y protección sobre los segmentos más vulnerables de la población.

Revisión en dos años


Christian Cisneros
Director de la Capeipi
La Capeipi considera que una focalización es compleja y no debería ser tratada este momento. Sería una “receta complicada”, ya que podría afectar al consumo de los hogares. Espera que no sea una salida desesperada porque el Gobierno no tiene dinero y busca acercarse al FMI. La revisión es necesaria, pero en dos años, cuando la economía se reactive y se concreten las inversiones privadas comprometidas.

Un estudio se requiere

José Villavicencio
Presidente del FUT
El representante considera que no se puede dar paso a una focalización sin que se realice un estudio serio que determine los beneficiarios, por nivel de ingresos, de estas subvenciones. La focalización no debe afectar a la población vulnerable. Para ello se debe saber cuántas personas tienen autos de alta gama o usan gas para calentar piscinas, etc. Con esa información se puede empezar a discutir el tema.


‘Súper’ se debe ajustar

Pablo Zambrano
Presidente de la CIP
El directivo propone eliminar el subsidio a la gasolina súper, que puede ser este año de hasta USD 500 millones al año y que beneficia personas de altos ingresos. Para la extra, se debe subsidiar cierta cantidad, y quien supere ese volumen se tiene que sujetar a una tabla: a mayor consumo, menos subsidio. Para el gas, se puede entregar un carné con chip para que los beneficiarios de los bonos accedan al subsidio.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (15)