17 de octubre de 2018 10:59

La Fiscalía identifica a 15 personas por triple linchamiento en Posorja

Foto: Joffre Flores para EL COMERCIO

Moradores de Posorja hablan de los hechos violentos ocurridos la tarde del 16 de octubre del 2018. Foto: Joffre Flores para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 19
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 10
Contento 79
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los pobladores y vehículos transitan lentamente por las calles del centro de Posorja este miércoles 17 de octubre de 2018, un día después de la violencia que desembocó en el ataque de una turba a la Unidad de Policía Comunitaria (UPC), donde se encontraban tres detenidos, que fueron golpeados hasta la muerte.

En la calle Juan del Valle, donde se ubica la unidad policial, los conductores reducen la velocidad. Hay manchas negras sobre los adoquines donde también fueron quemadas cinco motocicletas policiales, un taxi y un patrullero.


Rueda de prensa de María Paula Romo, ministra del Interior, sobre los allanamientos por tráfico de armas y los hechos en Posorja:


En esa calle, la turba, casi 1 000 personas, ajusticiaron con patadas, puños, piedras, palos... a dos hombres y a una mujer hasta su muerte por un rumor. Entre los atacantes se regó la idea de que los tres, oriundos de Guayaquil, habían intentado secuestrar a tres niños. Sin embargo, la Policía informó que los tres habían sido detenidos y llevados a la UPC por otra causa.

Hasta las 09:00 de este miércoles, la Fiscalía identificó a 15 personas que habrían participado directamente en el linchamiento. A esa hora, el fiscal Jefferson Caicedo llegó a la UPC que quedó destruida y quemada, para recabar elementos.

Las instalaciones estaban acordonadas con una cinta amarilla de 'Peligro'. 30 minutos después, el funcionario salió de la UPC para informar que durante esta jornada se coordinarán allanamientos en esta parroquia rural de Guayaquil, que se levanta junto al mar.

La UPC de Posorja fue quemada durante los disturbios ocurridos ayer, 16 de octubre del 2018. Foto: Joffre Flores para EL COMERCIO

La UPC de Posorja fue quemada durante los disturbios ocurridos ayer, 16 de octubre del 2018. Foto: Joffre Flores para EL COMERCIO


"Queremos recalcar que no hubo un secuestro. Fue un robo. Pedimos que la ciudadanía no se deje llevar por lo que dicen las redes sociales", aclaró Caicedo este miércoles.

La Policía detuvo a las tres personas a las 13:00 de ayer y las llevó hasta la UPC por presunto delito de estafa. Mientras los implicados permanecían en un calabozo, se difundió el rumor. Eso enardeció a lugareños, quienes se aglomeraron afuera de la unidad policial. En menos de cuatro horas la multitud quemó el destacamento policial y los tres sospechosos fueron sacados a la calle donde los golpearon hasta matarlos.

Un contingente de 200 policías y 36 militares se movilizaron desde Guayaquil por la emergencia. En la noche, y aún con los tres cadáveres cubiertos con sábanas sobre la calzada, la Policía Nacional emitió un comunicado aclarando el incidente. También pidió a la ciudadanía que no se deje llevar por rumores.

Según la entidad, las víctimas eran investigadas por el robo a dos mujeres de USD 200 y dos celulares. Las afectadas iban con sus tres hijos y, al parecer, por eso generó la confusión.


Pero en la calle, en la ciudadanía aún se mantiene la hipótesis del secuestro. Unas 100 personas, dispersadas en grupos, observan lo que pasa en la UPC. Según ellos, las autoridades quieren alterar las versiones de lo que ocurrió ayer. Nadie quiere dar su nombre.

Un poblador, oriundo de Loja, que vive en Posorja desde hace seis años rechazó el acto violento y dijo que está asombrado por lo sucedido.

El fiscal Caicedo señaló que se investigará a las personas que difundieron el rumor e hicieron publicaciones con información falsa en las redes sociales. Entre los delitos que se indagan están homicidio, daños a bienes públicos, entre otros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (42)
No (3)