Corea del Sur limita reuniones sociales a seis personas
¡Que viva el Quito de antaño en La Ronda!
María Elena García: ‘La inclusión beneficia a toda l…
12 días al año bajará el IVA del 12% al 8% en el sec…
Las exportaciones de arroz nacional cayeron 95% este 2021
Mera, Bagüí y Pellerano, los ‘duchos’ de la final
Vacunarse es una responsabilidad colectiva
Festival de Orquestas en la agenda de Fiestas para e…

Sixto Durán Ballén será velado en el Salón de la Ciudad del Municipio de Quito

Sixto Durán- Ballén será velado en el Palacio Municipal en Quito. Foto: Archivo Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Sixto Durán- Ballén será velado en el Palacio Municipal en Quito. Foto: Archivo Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

Sixto Durán- Ballén será velado en el Palacio Municipal en Quito. Foto: Archivo Alfredo Lagla/ EL COMERCIO

El fallecimiento del expresidente del Ecuador, Sixto Durán Ballén, este martes 15 de noviembre del 2016, generó un sinnúmero de reacciones de políticos ecuatorianos y funcionarios de Gobierno. Su velatorio será en el Salón de la Ciudad como fue su voluntad.

Según se confirmó las honras fúnebres del expresidente y exalcalde de Quito, Sixto Durán Ballén, serán mañana 16 de noviembre del 2016 a las 10:00 en el Salón de la Ciudad del Municipio de Quito. 

El hijo mayor del exmandatario, Sixto Durán Ballén Villalobos, ratificó esta información. Y añadió que los restos de su padre permanecerán durante esta noche en su residencia, en el norte de Quito. Y a las 09:00 del miércoles serán llevados al Salón de la Ciudad.

El alcalde Rodas también lamentó su partida, “la muerte de Sixto Durán Ballén, gran patriota, ex alcalde de Quito y Presidente, enluta al Ecuador; nuestras condolencias a su familia”, agregó en otros post en su cuenta de Twitter (@MauricioRodasEC).

Según Sixto Durán Ballén Villalobos, la misa en honor a su padre se realizará el próximo viernes en la Iglesia de La Catedral a las 15:00. Será sepultado en una cripta en la Iglesia Santa Teresita.

El deceso del también exalcalde de Quito ocurrió a la 17:15 mientras dormía su siesta en su domicilio, en el norte de la capital.

Sixto Durán Ballén fue arquitecto de profesión y tenía 95 años. Su hija indicó que no sufría ninguna enfermedad de consideración, por lo que su deceso respondió a los efectos de su edad. “Nada más sufría de la columna. Dios fue bueno, como lo fue él con su país”, dijo.

Suplementos digitales