23 de August de 2012 00:02

La revisión de 4,8 millones de firmas se aplazó otra vez

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La convocatoria oficial a las elecciones del 2013 cada vez está más acerca (18 de octubre). Pese a ello, el Consejo Nacional Electoral (CNE) aplazó otra vez la fecha para el inicio de la revisión integral de las firmas de las organizaciones políticas.

La tarde de ayer estaba previsto un simulacro para verificar la idoneidad del sistema informático con el cual se compararán las rúbricas del padrón con las que presentaron las organizaciones políticas. Esto no se cumplió.

A las 14:00, los delegados de las organizaciones políticas debían reunirse con el CNE, en el Centro de Exposiciones Quito, lugar escogido para el reconteo de los 4,8 millones de rúbricas. Acudieron Gilmar Gutiérrez (PSP), Juan Carlos Solines (Concertación), Luis Villacís (MPD). La prensa no pudo cubrir el encuentro.

Con hora y media de retraso llegaron todos los vocales del CNE, menos el titular Domingo Paredes. Fue cuando anunciaron que el simulacro prometido para ayer no se iba a realizar porque el software aún “no estaba listo” y que el proceso arrancará el viernes. En lugar de trabajar con información real, el CNE les presentó a los grupos políticos diapositivas...

“Esto es una tomadura de pelo” dijo Solines para quien existe un “panorama electoral desolador”. Este se evidencia porque el proceso de revisión no puede empezar: “aparte de ser ilegal, no cumple con las garantías técnicas necesarias”. Solines recordó la impugnación que presentaron ocho fuerzas políticas del país, el 9 de agosto, en el cual se desconocía los argumentos jurídicos para la revisión integral de las firmas. A pesar de que el panorama técnico es muy confuso, el CNE no ha respondido a ese argumento.

Otra de las declaraciones que causó dudas en las fuerzas políticas fue la que realizó Mario Izurieta, gerente de la empresa Controles, que será la encargada de proveer el sistema informático para la revisión de las firmas. “Hay aspectos que por un tema de confidencialidad con el CNE no pueden ser revelados”, señaló. Cuando se le preguntó sobre su experiencia en temas electorales, su respuesta no fue contundente.

“El sistema informativo no funciona y la empresa que fue contratada no tiene ninguna experiencia”, dijo Villacís, quien anunció que realizarán una investigación para descubrir los posibles nexos de Controles con el Gobierno pues la empresa fue “contratada a dedo”. Por ello, las críticas apuntaron con fuerza a que el CNE está invirtiendo recursos públicos sin que hasta el momento se haya clarificado el costo de todo este proceso armado en los últimos días.

Los cuestionamientos no son solo políticos. El informático Enrique Mafla, que fue invitado por Domingo Paredes como “garantía de la transparencia”, también expuso sus reparos. Él confirmó que sistema informático del que dependerá este proceso tan sensible “recién está en desarrollo. Desde el punto de vista tecnológico es riesgoso que no se verifique el diseño y tampoco se realicen las pruebas contundentes que requiere un sistema que va a manejar una información clave y del cual dependerá el futuro democrático del país”.

Desde su experiencia, cree que se necesitarán entre dos semanas y un mes para validar un software. Mafla cuestionó que las bases de datos del CNE y de las fuerzas políticas no hayan sido depuradas.

Gilmar Gutiérrez dijo que el CNE busca usar, con algunos ajustes, el mismo sistema informático del Colegio Benalcázar, destinado para la primera revisión de las firmas por muestreo. Tampoco cree que 1500 digitadores, que fueron capacitados cinco horas, logren llevar adelante la revisión de casi 5 millones de rúbricas.

Mientras el CNE calla ante tantas dudas, las fuerzas políticas de oposición insisten en que los vocales electorales deben renunciar por su “incapacidad”. La ex vocal electoral, Marcia Caicedo, dice que su inexperiencia le ha pasado la factura al país.

Hermetismo en el CNE

Durante  la mañana y tarde de ayer ningún vocal electoral habló  con los medios de comunicación. A las 16:30 brindaron una escueta rueda de prensa.  La entrada al Centro de Exposiciones Quito también fue impedida para los periodistas.

Unos 100  policías  y militares recibieron ayer las instrucciones del operativo de seguridad que se llevará al cabo par la revisión integral de las firmas.    

A las 17:00   se instaló el Pleno del Consejo Nacional Electoral en el cual se definió el plan operativo para el proceso del Centro de Exposiciones Quito.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)