EE.UU. retira a las FARC de lista de grupos terroristas
Biden planea reglas estrictas para viajeros por nuev…
Siete pasos se necesitan para lavarse bien las manos
La seguridad en las fronteras se debilitó en tres años
Nuevos cuadros se forman para renovar el espectro político
Contratos petroleros ya pueden modificarse con la Ley
‘Júnior’, el testigo silencioso del éxito de Independiente
Jaime Culebras trabaja en la conservación mediante s…

Correa analiza no presentarse ante la Corte por el caso Balda

En la audiencia del 20 de junio participó el abogado de Correa, Caupolicán Ochoa. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En la audiencia del 20 de junio participó el abogado de Correa, Caupolicán Ochoa. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En la audiencia del 20 de junio participó el abogado de Correa, Caupolicán Ochoa. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Todo indica que el expresidente Rafael Correa no se presentará el lunes próximo (2 de julio del 2018) ante la Corte Nacional de Justicia, incumpliendo las medidas cautelares que dispuso la jueza Daniella Camacho por el denominado Caso Balda.

El político ecuatoriano -quien desde junio del 2017 vive en Bélgica- está en España para reunirse con abogados y delinear una estrategia de defensa en este caso.

En la habitación de su hotel atendió una entrevista del periódico local El Diario. Dijo que todavía está evaluando si el lunes se presentará -tiene que hacerlo cada 15 días-. Añadió que por ahora tiene “algunas cuestiones familiares: mi hija sufrió un accidente de tránsito grave, yo no puedo dejar a mi familia en este momento”.

El exasambleísta Fernando Balda denunció haber sido secuestrado en Colombia en 2012, pero solo a inicios de este año (2018), la Fiscalía inició una investigación y solicitó las primeras versiones.

El 18 de junio pasado, la jueza Camacho vinculó a Correa en el caso y acogió el pedido de Fiscalía, disponiendo la presentación del expresidente cada 15 días, a partir del 2 de julio.

Correa cree que detrás de estas medidas está una estrategia para “decir que incumplió la medida cautelar, pedir una orden de prisión, tratar de humillarme a nivel internacional”. Aunque -dijo- duda que esto ocurra porque ningún país va a aceptar una orden de prisión así.

“Si no me puedo presentar al juicio y en ausencia no me pueden juzgar, queda pendiente la causa hasta que prescriba: esos son ocho, diez años, y con eso sacan a Correa del juego político. Lo que buscan, además, es satisfacer sus odios, y nunca subestimé el odio”, agregó.

El exprimer mandatario aseguró que detrás de esta estrategia está el actual presidente Lenín Moreno. Al ser consultado por los motivos que tendría su excoideario, indicó que hay una causa “patológica”.

“Algunas veces, las personas que han sufrido una tragedia como la que él sufrió –él era un deportista, le metieron un balazo en la espalda y quedó condenado a una silla de ruedas– guardan una amargura, una frustración con la vida, una frustración hacia los demás que no han sufrido esta desgracia que cuando tienen poder deforman esa amargura”, indicó.

En caso de que Correa ratifique su decisión de no presentarse cumpliría con el pedido que le hicieran los legisladores que lo respaldan, quienes se apartaron de Alianza País (AP).

Gabriela Rivadeneira, quien lidera ese grupo legislativo, aseguró que esa solicitud es para “precautelar la seguridad integral, incluyendo la seguridad física” del exmandatario.

Por pedido de Caupolicán Ochoa, abogado de Correa, la jueza Camacho fijó para el martes 3 de julio una audiencia para revisar la medida cautelar del exjefe de Estado.

La diligencia será a las 14:00 en el primer piso de la Corte Nacional de Justicia.

De su lado, Felipe Rodríguez, abogado de Balda, señaló que si el exmandatario no se presenta el lunes como lo ordenó la magistrada, pedirán que se revean las medidas cautelares por incumplimiento.

“Por economía procesal la jueza puede determinar que los dos pedidos sean tratados en una misma audiencia. Allí nosotros solicitaremos que se dicte prisión preventiva ”, dijo el jurista.

Suplementos digitales