4 de October de 2011 00:01

‘El Presidente debe probar que tuvo USD 10 millones y los perdió’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La defensa de los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, autores del libro ‘El Gran Hermano’, asegura haber presentado 49 pruebas dentro de la demanda interpuesta por el Presidente de la República. A través de ellas, buscan demostrar que Rafael Correa no sufrió ningún daño moral con el contenido del libro.

Eso lo asegura su abogado, Ramiro Aguilar, quien comenta que una vez terminado el período de prueba se realizan las trascripciones de videos y audios de entrevistas con ministros, funcionarios y Fabricio Correa, hermano del Primer Mandatario. Luego se pasará a la fase de alegatos.

Según Calderón, las pruebas documentales sustentan los hechos que él y Zurita han ratificado: que el Presidente conocía de los contratos de su hermano con el Estado. Así lo aseveró Fabricio Correa, en una grabación que entregaron al Juzgado Quinto de lo Civil de Pichincha. Esa entrevista fue parte de la reportería realizada por los periodistas para la publicación realizada en Diario Expreso, que dio origen al libro.

Además adjuntaron entrevistas de Fabricio Correa en radios y una en la cual, el mismo presidente Correa habría dicho que conocía de la compra de Cosurca. Martha y León Roldós participaron en el proceso como testigos.

A los periodistas les interesa demostrar que no le han causado daño moral al Presidente ni a su familia y que tampoco han ocasionado que él perdiera su patrimonio. Aguilar explica que en la demanda Correa exige el pago de USD 10 millones para reparar el daño ocasionado con la publicación de ‘El Gran Hermano’.

Por lo tanto dice que “él debiera probar que antes de la publicación tenía USD 10 millones y que los perdió por esta causa, ya que la acción por daño moral que interpuso no es para enriquecerse. Tampoco ha demostrado que ha sufrido angustia, depresión, ansiedad...”. Aguilar también cuestiona que el jueves 20 de este mes, el presidente Correa rinda su juramento deferido. Es decir que con su palabra intente demostrar algo. “Es ilegal, cómo se probará que dice la verdad, ¿con un detector de mentiras? Quieren que el mismo Presidente se dé la razón”.

Gutemberg Vera, uno de los abogados del Jefe de Estado, asegura que han presentado más de 50 pruebas documentales. Entre ellas las cuatro ediciones del “pseudo libro, en el que se injuria y calumnia al Presidente. Nunca le preguntaron si lo que se denunciaba en su libro era cierto. Esa acusación constituye una de las formas de enriquecimiento ilícito y peculado”.

Vera asegura que jamás podrán probar que Correa conocía de los contratos de Fabricio. Y que además, legalmente, las declaraciones de un hermano contra otras no son válidas. También alega que siguen disposiciones del Código de Procedimiento Civil, aplicables al juicio ordinario. Y dice que testimonios de opositores como los Roldós no son válidos.

Detalles del caso

La defensa  de los autores de ‘El Gran Hermano’  solicitó la historia clínica de Rafael Correa y sus familiares. Exigen los exámenes y citas realizadas desde el 19 de agosto del 2010, cuando se publicó la primera edición del libro.

A través de este historial, Christian Zurita y Juan Carlos Calderón intentan que  el presidente Rafael Correa pruebe lo que afirma  en su  demanda: que él y su familia  padecieron angustia, ansiedad y sufrimiento físico a causa de la publicación.

Los abogados de  los periodistas también   solicitaron que se les proporcionen  las  facturas por atención psiquiátrica o psicológicas,  efectuadas desde el 19 de agosto del 2010 –fecha de publicación del libro-, hasta el 25 de febrero del 2011, cuando el Jefe de Estado interpuso la demanda.

Entre otros  documentos, los periodistas solicitan copias debidamente certificadas del juicio ordinario por daño moral que siguió antes el presidente  Rafael Correa a Banco Pichincha.

En un  oficio al  Presidente Ejecutivo de la empresa estatal de Petróleos del Ecuador Petroecuador, solicitaron que se  remita al Juzgado, copias   certificadas de todos los informes y absoluciones de consultas remitidos por la Procuraduría, la Contraloría General del Estado a Petroecuador o empresas filiales.

La defensa intenta   a través de esa documentación, identificar los contratos suscritos con la compañía Ivanhoe en relación al campo Pungarayacu.

Gutemberg Vera,  abogado del Primer Mandatario, insiste en que el juicio está ganado y que si el defensor de los periodistas Calderón y Zurita fuera juez dictaría sentencia en contra de ellos. Esto porque “no cumplieron con su labor de periodistas: pedir la versión de la parte afectada con una denuncia”.  

A los Vera, defensores del presidente Correa les parece demasiado grave que a través del libro ‘El Gran Hermano’ se pudiera configurar un delito de peculado o de enriquecimiento ilícito, en el cual el Jefe de Estado pudiera ser vinculado, posteriormente.

Defensa de El Universo aporta más pruebas en caso   

La propiedad  de los archivos anexos a los boletines de prensa de Alembert y Gutemberg Vera, abogados del presidente Rafael Correa, fue  revisada  ayer por el notario  38 del cantón  Guayaquil, Humberto Moya.

La notarización  la solicitó   el abogado de diario El Universo, Joffre Campaña, para aportar como supuesta prueba a  la indagación  contra el juez  Juan Paredes.  Según Campaña, el magistrado no redactó la sentencia condenatoria en la querella del Presidente contra el rotativo, sino el usuario ‘Chucky Seven’ en una computadora fuera de la Corte del Guayas.

Ahora el abogado afirma que habría una relación entre ese usuario y el que supuestamente utilizaron los defensores del Mandatario para enviar documentos a los medios,  a través de los correos alembertv@gmail.com y veraabogadosboletines@gmail.com

Campaña afirma  que esta no es la primera vez que un indicio apunta a Gutemberg Vera. Mencionó que  una fuente anónima le informó que una sentencia de la III  Sala Penal,   presuntamente redactada por Vera como   conjuez, tenía de  usuario   ‘Chucky Seven’.

Por su parte, el   abogado del Presidente,   Gutemberg Vera, dice  que todo se trata de un “circo mediático” por falta de argumentos jurídicos de los querellados. Según un análisis informático pedido por la defensa, el usuario ‘Chucky Seven’ se instala  con un  Windows pirata.  Vera dijo  que ese sistema   ilegal “viene en la mayoría de computadoras. Es un sistema que todo el mundo lo tiene”.
 
Campaña espera el acta  notarial   para adjuntarla a la indagación previa por prevaricato y falsedad ideológica contra Paredes.  Añadió que   no   ha sido fácil conseguir un notario para certificar el caso. “Varios se han excusado  por  temor a que los sancionen”.  

En tanto,  el juicio del Presidente contra El Universo, sus directivos y el ex editor de opinión, Emilio Palacio, sigue en la II Sala Penal del Guayas.    Martha Gómez, secretaria de la sala,   dijo que los magistrados aún no despachan   los recursos de casación  para enviar el proceso    a la Corte Nacional.

Los    jueces  deben analizar las apelaciones  en  respuesta a la providencia del 26 de septiembre.    En el documento, dos de los tres magistrados    acogieron parcialmente un pedido de los Vera y declararon en abandono los recursos de Palacio.  La Sala también mandó  a ejecutar la sentencia en lo que respecta al ex editor.

El tribunal ratificó  el fallo de Paredes: tres años de  cárcel  para los directivos y Palacio;  y el pago de  USD 40 millones a  Correa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)