La Unión Europea no puede obligar a sus ciudadanos a…
Un hombre fue asesinado a balazos en Tulcán
Santiago Guarderas entregó la rehabilitación del pue…
Conozca cómo utilizar de manera inteligente el décim…
Inscripciones para aspirantes a nuevos policías se inician
Don Medardo y sus Players, en vivo, por Fiestas de Quito
Aumentan las hospitalizaciones por covid-19 en Cuenca y Loja
Venta del Banco del Pacífico busca financiar plan de…

Conductores pitan contra el Gobierno en el plantón de la av. De los Shyris

Los manifestantes de oposición se ubicaron a pocos metros, hacia el norte, de la Tribuna De los Shyris donde se apostaron los simpatizantes del Gobierno. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Los manifestantes de oposición se ubicaron a pocos metros, hacia el norte, de la Tribuna De los Shyris donde se apostaron los simpatizantes del Gobierno. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

Los manifestantes de oposición se ubicaron a pocos metros, hacia el norte, de la Tribuna De los Shyris donde se apostaron los simpatizantes del Gobierno. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO

La mayoría de vehículos que circulan por la avenida De los Shyris pita sus bocinas cuando pasan junto al plantón en contra del Gobierno del presidente Rafael Correa. Pocos carros lo hacen al circular cerca de los manifestantes que apoyan al Gobierno.

Al igual que ayer, cientos de maniestantes se agolparon en la tribuna De los Shyris. “¡Fuera Correa fuera!”, gritan de forma reiterada los opositores. Los oficialistas, en cambio, cantan en voz alta: “¡el pueblo unido, jamás será vencido”.

En el plantón oficialista se encuentra el prefecto de Pichincha, Gustavo Baroja. “Es la reacción natural de quienes creemos y defendemos este proceso. No vamos a permitir volver al pasado. Hemos transformado este país y lo hemos hecho en función de los hombres, las mujeres y los más necesitados”.

El dignatario apoyaba al Gobierno sentado en una silla de ruedas porque su pie derecho estaba enyesado. “Me lo rompí hace tres semanas durante un recorrido de obras en Puerto Quito (noroccidente de Pichincha)”.

Un cerco conformado por dos filas de agentes antimotines de la Policía Nacional cubre a los manifestantes que visten de negro. No se han reportado agresiones físicas.

Suplementos digitales