21 de septiembre de 2020 17:32

La Policía Judicial desarticuló bandas delictivas que operaban en el Centro Histórico de Quito

Los operativos de 'Destello IV' se realizaron del 27 de agosto al 17 de septiembre del 2020, informó la Policía. Foto: Captura

Los operativos de 'Destello IV' se realizaron del 26 de agosto al 18 de septiembre del 2020, informó la Policía. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Unidad de Noticias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Desde el 26 de agosto hasta el 18 de septiembre del 2020, la Policía Nacional desplegó una serie de operativos denominados ‘Destello IV’ y 'Libertad' en el distrito Manuela Sáenz, centro de Quito, el cual se extiende desde la avenida Patria hasta la Rodrigo de Chávez, en la Villaflora.

En esas intervenciones se registró a 1 726 personas, 752 carros y 160 motos. Se emitieron 83 citaciones por faltas migratorias y se apresó a 125 personas por diferentes delitos.

“Integramos a los servicios de prevención e Inteligencia en los puntos más críticos, más que nada por las muertes violentas y las denuncias ciudadanas de delitos”, manifestó el general Fausto Salinas, comandante policial del Distrito Metropolitano.

Como parte de las incursiones, la Policía Judicial (PJ) de Quito desarticuló a cuatro bandas delictivas. Dos se dedicaban al robo de locales comerciales, una al asalto de personas y una al robo de vehículos. “Esos grupos se movilizaban en vehículos (...) Atacaban en el distrito Manuela Sáenz y luego se trasladaban a otros puntos de la urbe con el fin de guardar lo sustraído”, manifestó el mayor Danilo Armas, director subrogante de la PJ en Quito.


A través de la verificación de videos y recopilación de testimonios de víctimas, esa entidad localizó a los sospechosos que integraban esas organizaciones. “Operaban en los circuitos Centro Histórico y La Libertad”, señaló Armas.

La agrupación que se dedicaba al robo de autos -se indicó en la Policía Nacional- escondía los carros tras sustraerlos y luego extorsionaba a los propietarios.

El problema radica en que -acotó Armas- algunas víctimas publican las fotos de sus carros robados en redes sociales para que la ciudadanía ayude a buscarlos. Además, sus números telefónicos para que se comuniquen con ellos si alguien identifica los carros. “Eso tiene implicaciones porque los delincuentes usan los contactos para extorsionar a las víctimas, indicándoles que conocen el paradero del automotor”, dijo el uniformado. Luego les piden dinero, pero los carros no son recuperados.

En la Policía se indicó que, además, otras 10 bandas delictivas fueron desarticuladas en los operativos. Se dedicaban al robo de personas, locales, microtráfico, entre otros delitos. En total, suman 14 organizaciones detenidas.

Asimismo se decomisó 299 litros de licor sin registro sanitario, 6 067 gramos de drogas, 149 cajas de cigarrillos y se retiró a 891 libadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)