Federación de Abogados de Ecuador pide destitución d…
Con baches, grietas y basura, así lucen las calles d…
Quito revisa posibles medidas ante caso sospechoso d…
Ordenanza para prohibir el porte de armas blancas pa…
Reportan que Pólit se habría declarado inocente en EE.UU.
Este es el nuevo banco de preguntas para obtener la …
Policía de Texas admite que fue un error no entrar a…
Acnur alerta sobre la ola de peligrosas travesías de…

Techo a insumos para elaborar pan, nuevamente en discusión

Panaderos piden al Gobierno que se ponga un techo a los insumos o se facilite la importación de harina a precios bajos. Foto referencial: Freepik

Poner un techo a los insumos con los que se elabora el pan facilitaría una negociación con los panaderos para sostener el precio de la variedad popular, pero no es una solución. Así lo señala el analista económico Xavier Orellana.

La semana pasada, el sector de los panificadores hizo este planteamiento al Gobierno. Luego de rechazar que se fije un nuevo techo para el pan popular, sin un consenso.

El año pasado, el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca ya comunicó a los panaderos que no era “su competencia el control de precios de materias primas“.

Según Orellana, el recurso de fijación de precios impulsa a que se mantengan los valores de venta, a costa de calidad. “Los panaderos, por no seguir teniendo pérdidas, ofrecerán un pan del mismo valor, pero de menor calidad o más pequeño”, señala.

Además el experto recuerda que la política de fijación de precios es excepcional. Esta se debe emplear como un recurso para llegar a acuerdo con los sectores productivos para no afectar la economía de los consumidores, cuando los precios se elevan, aseguró.

Así se establece en la Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de Mercado. La legislación señala que el Presidente podrá definir políticas públicas de precios necesarias para beneficio del consumo popular. Además dispone que, en el sector agroalimentario, se podrá establecer mecanismos para la determinación de precios referenciales.

Sin embargo, la temporalidad de la medida lleva más de 10 años y eso es un problema por la constante alza de precios, asegura Pedro Miranda, expresidente de la Federación Nacional de Maestros Panaderos del Ecuador.

Insumos para elaborar pan, en constante alza

Ecuador requiere importar aproximadamente el 99% de la demanda nacional de trigo, ya que su capacidad de producción local apenas cubre el 1% del consumo, explica Orellana.

La importación de este insumo se ha encarecido por los problemas logísticos, desde la pandemia y ahora por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. A pesar de que el precio del trigo se ha incrementado en 70%, el aumento del precio de la harina ha sido del 30% en el mercado nacional, ya que la industria ha tratado de absorber gran parte del incremento para no generar un impacto drástico.

Lo mismo han hecho los panaderos, con el precio del pan popular, pero asumiendo los otros costos de materias primas.

Por eso, los panaderos ahora esperan conversar con el Gobierno para llegar a acuerdos. Por un lado, piden que la producción de materias primas, como la de grasas, se destine al consumo local. Y por otro, que se ponga un techo a los insumos o se facilite la importación de harina a precios bajos.

De no hacerlo, Miranda asegura que ellos aplicarán los incrementos en el pan popular, así como la han hecho en otras variedades. Señala que así lo sugirió el ministerio el año pasado: “que se ajusten los precios de acuerdo con los precios de las materias primas, sin que se vean afectados en sus procesos productivos y que no afecten en sus ventas”.

Orellana considera que el Gobierno debe plantear alternativas, a largo plazo, para la estabilización de los precios del pan popular. Entre ellas, la eliminación de aranceles o reducción de impuestos a la importación de los insumos.