Al menos tres muertos y 50 heridos en descarrilamien…
Hombre intentaba acabar con su vida en Portoviejo
El cuerpo de una mujer con huellas de tortura fue ha…
Merkel aboga por Armin Laschet como su ‘suceso…
Policía evita que un hombre se lance de un puente en…
Defensa de hermanos Núñez devolvió dinero cobrado a …
Detienen a 14 soldados mexicanos que cruzaron fronte…
Los vientos máximos del huracán Sam suben a 220 km/h…

La recesión y la austeridad impedirán a Francia y a España cumplir el déficit

La eurozona se encamina a partir de la segunda mitad del año hacia una lenta recuperación de la “suave” recesión en la que encuentra para registrar en 2013 un crecimiento del 1 % de su PIB, pero la contracción económica y la austeridad dificultarán que Francia y España cumplan sus objetivos de déficit.

La economía de la zona euro se contraerá un 0,3 % en 2012, pero se vislumbra una ligera recuperación en el horizonte a partir del tercer trimestre del año cuando saldrá de la recesión con un avance del 0,1 % de su PIB y se anotará en cada trimestre de 2013 un crecimiento del 0,4 %, hasta acabar el año con un progreso del 1 %.

El PIB del conjunto de la UE se estancará este año, al registrar un crecimiento nulo, pero en 2013 la economía europea crecerá un 1,3 %, según las previsiones de primavera de la Comisión Europea.

España es el único miembro de la UE que seguirá registrando una contracción en 2013 (del 0,3 % frente al retroceso del 1,8 % en 2012) y es, junto con Portugal, el último país en salir en el cuarto trimestre de la recesión.

El desempleo permanecerá alto durante 2012 y 2013, tanto en la eurozona como en la UE, al situarse en el 11,0 % en los países de la moneda común y en el 10,3 % en los veintisiete estados comunitarios en ambos ejercicios.

La inflación bajará al 2,4 % este año en la eurozona y al 1,8 % el próximo, mientras que en la UE caerá hasta el 2,6 % y al 1,9 %, respectivamente.

El esfuerzo de la consolidación fiscal ha producido resultados mixtos: los déficit públicos bajarán en la zona euro del 4,1 % del PIB al 3,2 % este año y al 2,9 % en 2013 y en la UE del 4,5 % al 3,6 y al 3,3 %, pero la deuda se disparará en ambas zonas.

España, Francia, Holanda, Eslovenia y Eslovaquia no conseguirán hasta 2013 rebajar sus déficit al 3 % si no toman medidas.

Por contra, Italia, que tiene como fecha tope 2012 para bajar el déficit al 3 %, va por buen camino y Portugal se desviará solo una décima del objetivo.

Pero España estará lejos de reducir el déficit del 8,51 % al 5,3 por ciento del PIB este año y tampoco logrará bajarlo al 3 % en 2013.

De hecho, solo conseguirá bajar el déficit al 6,4 % este año y únicamente una décima más en 2013, según los cálculos de Bruselas.

El vicepresidente económico europeo, Olli Rehn, dijo en rueda de prensa que la administración central se ajusta a las previsiones y atribuyó los malos datos al hecho de que las comunidades autónomas todavía no han especificado todas las medidas de consolidación presupuestaria que van a efectuar y al déficit que probablemente volverá a registrar la Seguridad Social este año.

Tampoco Francia logrará cumplir su meta de déficit del 3 % el año próximo, pues se excederá en 1,2 puntos porcentuales.

Este desajuste se debe a un incremento mayor del gasto y a un crecimiento menor de lo previsto: un 0,5 % este año y un 1,3 % en 2013.

Rehn espera que las autoridades francesas “especifiquen las medidas” que van a emprender para cumplir el objetivo.

Holanda incumplirá igualmente el objetivo, al registrar en 2012 un déficit del 4,4 % y en 2013 del 4,6 %, pero Rehn indicó que las previsiones no incluyen aún las medidas previstas en el acuerdo presupuestario alcanzado recientemente y que son de “gran calidad”.

Mientras los países miembros de la UE luchan por ajustar sus cuentas, el nivel de la deuda aumentará del 88 % del PIB en la eurozona al 91,8 % durante 2012 y al 92,6 % en 2013, y subirá del 83 al 86,2 % y al 87,2 % en la Unión, respectivamente.

A la vista de estos datos, Rehn rechazó la afirmación de que la política de austeridad en Europa no funciona, pero admitió que es necesario encontrar un equilibrio entre la necesaria estabilización y las cada vez mayores preocupaciones por estimular el crecimiento.

Suplementos digitales