Brechas laborales persisten en el país
Asesinato de Efraín Ruales, sin sentenciados luego d…
Fiscal pide 12 años de prisión para Kenji Fujimori
En marzo Ecuador concretará el acuerdo comercial con México
Grupo antivacunas irrumpe en un hospital
Mujer no embarazada obtiene un amparo para acceder al aborto
ANT no incrementará costos de sus servicios en este año
Más asaltos con violencia en Cuenca

Envíos de flores por San Valentín tienen 26% menos espacios este 2022

El sector floricultor está preocupado por los problemas logísticos como falta de espacios, altos costos de fletes e insumos que afectarán los envíos de flores para San Valentín. Foto: Archivo EL COMERCIO

La época de San Valentín es la más esperada para el sector florícola por la gran demanda de tallos de los mercados internacionales; sin embargo, este año existe preocupación por posibles pérdidas en las exportaciones, ante los problemas logísticos.

Para este 2022, el sector estima una reducción de hasta el 26% en los espacios de los vuelos para las exportaciones a Europa y de alrededor del 15% para Estados Unidos, que son los principales mercados de los envíos florícolas. Es decir, de 100 tallos producidos, solo unos 75 podrán llegar a sus destinos.

Alejandro Martinez, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores y Exportadores de Flores del Ecuador (Expoflores), explicó que desde hace seis meses hay complicaciones en la logística de los envíos y se teme que aumenten por la cancelación de vuelos, producto del incremento en los contagios por el covid-19.

Para la cosecha de San Valentín, las fincas planifican una producción de un 40% más a la habitual y, aunque existe una muy buena demanda para esta festividad, incluso mayor a la esperada según Martínez, los floricultores están preocupados por no poder cumplir con los envíos por el tema de la limitación de los cupos de exportación.

Para Klaus Graetzer, presidente de la Corporación de floricultores de Tabacundo y gerente general de Ecuagarden, el problema es que Ecuador no es un país atractivo para las aerolíneas de carga. “Los aviones vienen vacíos y se van con flores; por eso prefieren ir a otros destinos, en los que tienen incentivos y les justifica el viaje”, comenta.

Además, los diversos sectores productivos han visto una alternativa de comercio exterior en el sector aéreo ante la deficiencia de transporte marítimo de carga, lo cual resta espacios.

El empresario señaló que también hay problemas por los altos costos de insumos importados como los cartones para el embalaje de las flores, los cuales además están escasos. Y los precios de flete que en el país son superiores a otros destinos por temas de impuestos y que, en general, se han visto incrementados por la pandemia. Pero, pese a que el sector esté dispuesto a asumir esos costos, el mayor inconveniente es la insuficiencia de espacios.

Todos estos problemas se traducirían en pérdidas para el sector, con una caída en la producción y de los ingresos previstos para el resto de 2022; ya que San Valentín representa el 30% de las exportaciones florícolas y es la temporada más importante del año, después del Día de la Madre y de la Mujer.

Según proyecciones de Expoflores en esta temporada se debe enviar casi el 4% más de toneladas que la de 2021, pero por estos inconvenientes puede haber una reducción en volumen del 5 a 6% en los envíos y un 2% en valor.

Las flores son productos perecibles que si no se comercializan en las fechas previstas se echan a perder. “La flor no se puede guardar, ya pasado los cinco días pierde calidad”, explicó Graetzer. En su empresa Ecuagarden estiman exportar al máximo su producción prevista de 2 millones de tallos este San Valentín.

En la florícola Pacific Bouquet hay positivismo, pese a los inconvenientes. Desde hace unos tres meses en la finca de esta empresa se preparan con los cultivos.

El gerente Pablo Viteri explicó que tiene una producción mayor en 15% a la de 2021 y, con ello, se proyecta exportar el mismo volumen con 130 000 tallos de rosas spray y 260 000 de hypericum.

Expoflores estima que no exista mayor variación en el crecimiento del sector para este año, por estas dificultades. Graetzer señaló que tendrán que optimizar al máximo los costos de operación, principalmente de la mano de obra, para que las pérdidas previstas no sean demasiado altas al concluir el año.

Está previsto que desde el 18 de enero comiencen los envíos aéreos de las flores hasta una semana antes del 14 de febrero. En estas semanas, el sector evaluará el desempeño de las exportaciones.

Suplementos digitales