9 de September de 2010 00:00

En Manta y Montecristi esperan los beneficios de la nueva refinería

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Manta

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

José Vicente Pico es escéptico de las promesas del Gobierno. Él vive en El Aromo, a 7 kilómetros del lugar donde se construirá el mayor proyecto del Gobierno: la Refinería del Pacífico, en Manabí, el cual demandará una inversión cercana a los USD 11 600 millones.“Desde el 2009 prometieron que nos entregarían los títulos de propiedad, pero casi nadie los tiene. También dijeron que mejorarían las vías de ingreso, todo sigue en mal estado, así no se debe actuar”, reseña Pico.

En la zona de influencia del proyecto, unos 300 comuneros esperan por sus títulos de propiedad.

“Creemos que la Subsecretaría de Tierras es la encargada de los trámites”, asegura Segundo García concejal rural del cantón Manta, quien añade que apenas 40 familias han accedido a las escrituras que los ratifican como dueños de sus tierras. “El resto tendrá que esperar”.

García dice que hay promesas cumplidas y otras incumplidas. Prometieron perforar cinco pozos de agua y se han concretado cuatro. Uno en el río Aserrín, otro en el río Grande, un tercero en El Reencuentro y el último en la comuna de Pacoche. En todos encontraron agua. En la actualidad trabajan en el tendido de tuberías que conducirán el líquido vital hacia las zonas pobladas.

El Gobierno también ha cumplido con la capacitación en el Servicio de Capacitación Profesional (Secap) en Manta. 300 personas están mejorando sus habilidades en albañilería, plomería, mecánica, soldadura y computación. La mayoría de ellas habita en las zonas de influencia entre Manta y Montecristi.Pero no se ha cumplido con la instalación de Internet en toda la zona. Se prometió ese servicio desde finales del 2009. Hasta la fecha, en 10 escuelas de ocho recintos se espera por la prometida señal, dice el concejal.

En la actualidad, personal de la empresa Acotenic labora en los estudios de impacto ambiental del nuevo proyecto energético.

Hay geólogos, ingenieros, personal de apoyo y cinco guías de la comuna El Aromo. Ellos ubican estacas con pedazos de tela de colores vivos entre amarillo y rojo. “Creo que son las señales para lo que será el trazado del camino de ingreso desde la vía principal hasta el sitio escogido para construir el proyecto”, reseña el edil. Hay tres rutas que son estudiadas para luego determinar la más factible.

En tres centros de El Aromo, la zona urbana de Manta y Los Bajos de Montecristi, los guías se encargan de socializar el proyecto.

En el centro de El Aromo labora César Calderón, quien se encarga de informar a la gente sobre los beneficios del petróleo.

En el terreno de 1 347 hectáreas de vegetación de bosque seco tropical todavía no hay huellas de trabajo alguno. En enero del presente año, el gerente de RDP Carlos Proaño dijo que hasta octubre próximo se adquirirá más tierras, pues el proyecto requiere de 3 000 hectáreas.

En 500 hectáreas se implantará el proyecto y las 2 500 hectáreas restantes serán convertidas en un bosque de protección de la refinería. Todo se logrará con la reutilización de las aguas servidas de Manta para el riego, una iniciativa del alcalde Jaime Estrada.

Sobre el presupuesto para los trabajos, en enero se conoció de parte de Proaño que en el presente año Petroecuador disponía de USD 47 millones. Entre el 2008 y 2009 se invirtieron cerca de USD 72 millones. A ello hay que sumarle USD 200 millones del proyecto de ingeniería básica.

Hasta fines de enero la proyección era llegar a una inversión de USD 335 millones de los cuales Petroecuador desembolsaba un 51% y Petróleos de Venezuela (Pdvsa) socio del proyecto financiaba el 49%. La empresa Coreana SK experta en construcción de refinerías en el mundo, se encarga de la búsqueda de socios estratégicos.

El presidente Rafael Correa se encuentra en Corea del Sur para concretar el financiamiento de la nueva refinería.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)