El debate de la Proforma 2021 arrancó y se retomará …
Un hombre fue linchado en el sur de Quito, acusado d…
Cpccs en apuros para nombrar un Defensor del Pueblo
Talibanes sustituyen Ministerio de la Mujer por Mini…
Detenida pareja en operativo contra pornografía infa…
Lula mantiene amplia ventaja en sondeos para elecció…
Iñaquito identificó sus mayores problemas y pide soluciones
148 productos locales entrarán a Guatemala con acuer…

Gobierno sugiere a panaderos que ajusten sus precios de venta acorde a los precios de materias primas

Ahora con la disposición del Gobierno de que exista libertad para la fijación del precio, existe preocupación principalmente por parte de las pequeñas panaderías. Foto: ARCHIVO EL COMERCIO

El Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (MPCEIP) sugirió al sector de los panaderos que ajusten sus precios de venta acorde a los precios de las materias primas, “sin que se vean afectados en sus procesos productivos y que no afecten sus ventas”, señaló en un oficio emitido el pasado 22 de julio del 2021.

El documento está dirigido al entonces presidente de la Federación Nacional de Maestros Panaderos del Ecuador, Pedro Miranda, en respuesta a los pedidos del sector de que se revise el precio de USD 0,12 al pan popular que ha estado en vigencia por más de 10 años y que ahora no se puede mantener por un incremento “indiscriminado en el valor de las materias primas“. 

Incluso, antes de que asuma el nuevo Gobierno, el 10 de mayo pasado, la Unión de Panificadores del Ecuador, que agrupa a pequeñas panaderías de barrio, advirtió que subiría el precio del pan a USD 0,20.

Sin embargo, la Superintendencia del Control de Mercado advirtió al sector que la Ley prohíbe la fijación de precios de manera concertada por grupo económico; por lo cual, el aumento finalmente no se dio.

Frente a estas preocupaciones, el sector pidió una cita con las autoridades.

Dos meses después, el Ministerio de Producción recordó que mantuvo una reunión con el sector el 20 de mayo donde hizo la recomendación de “que ajusten sus precios de acuerdo a los precios de las materias primas, sin que se vean afectados en sus procesos productivos y que no afecten sus ventas”. 

Además, señaló que no es competencia de esa Cartera de Estado el control de los precios de las materias primas; por lo cual, pidió tratar el tema con la Superintendencia de Control del Poder de Mercado.

El valor del pan popular fue fijado hace 10 años y desde entonces no ha sido modificado, señalan los panaderos.

Ahora con la disposición del Gobierno de que exista libertad para la fijación del precio, existe preocupación principalmente por parte de las pequeñas panaderías.

Miranda señaló que esto da potestad para que los panaderos puedan fijar los precios indiscriminadamente y que no están de acuerdo porque generaría pérdidas en ventas a las panaderías. 

“Los precios de las materias primas ahora son variables, cada vez van subiendo más”, afirmó.

Además, señaló que esa propuesta pondría en desventaja a las panaderías artesanales frente a las industriales, que pueden manejar de mejor manera sus precios.

El dirigente dijo que el sector insistirá en su pedido de mantener una reunión con el presidente Guillermo Lasso, para exponer la situación del sector.

Suplementos digitales