1 de October de 2011 00:00

Los filtros para acceder a un crédito

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Tener una calificación D ó E (incobrables) en la Central de Riesgos no debería ser problema para que las personas accedan a un préstamo.

Así lo definió la Superintendencia de Bancos hace una semana, cuando mediante una circular informó a las instituciones financieras que esta mala calificación no es ya una barrera para extender el crédito. Sin embargo, esta norma aún no es tan conocida por los clientes. Además, que, según el presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), César Robalino, solo un 1% de la cartera de todo el sistema financiero tiene esas notas.

Pero, en los bancos, las calificaciones de la Central de Riesgos aún son un indicador. En un recorrido que realizó este Diario por varias entidades, la respuesta fue calcada: "si tiene calificación D o E no se le aprueba el crédito".

En una de las instituciones visitadas, la respuesta del asesor de negocios fue: "Si Ud. le presta dinero a una amiga y ella siempre le paga entonces le volverá a prestar. En cambio, si no le paga cumplidamente, no le volverá a prestar".

No obstante, el ejecutivo enfatizó que la calificación en la Central no ha sido la única herramienta que se utiliza para extender un crédito. A esto se suma el movimiento bancario y la cancelación oportuna de los haberes en las tarjetas de crédito.
Continuando con el recorrido, en otra institución la respuesta fue tajante. "Cuando (el cliente) tiene baja calificación le negamos (el crédito), porque sería mucho riesgo para el banco".

En cambio, en otro banco, uno de sus ejecutivos afirmó que si un cliente está en la Central de Riesgos, primero se analiza las causas por las que está con baja calificación y desde qué tiempo está allí.

En todo caso, usted como cliente debe conocer que estar en la Central de Riesgos no es ningún problema. Todos los clientes están en ella. Sin embargo, lo importante es fijarse cuál es la calificación. Las D y E son categorías con alto riesgo de no pago.

Un cliente que está en la categoría B es uno que se ha retrasado al pagar su deuda. Sin embargo, una vez que la haya cancelado vuelve a la categoría A.

Por ello, los bancos también analizan otras variantes y se fijan en un campo más amplio: su nivel de ingresos, sus movimientos bancarios, el tiempo que está en un trabajo, los gastos y su capacidad de endeudamiento, etc.

Los créditos de consumo están hechos a la medida de cada uno de los clientes

Los créditos de consumo que extienden las entidades financieras se deben destinar para la compra de enseres, bienes muebles o simplemente gastos personales.

Si el usuario va a comprar lencería no necesita tener una entrada en efectivo. Solo debe solicitar el préstamo en el banco de su preferencia. Allí le preguntarán el motivo del crédito.

Al obtener un crédito, la entidad bancaria depositará el dinero en la cuenta del usuario. Los débitos pueden ser automáticos y fluctúan entre 15% y 16,3 de interés anual.

Al realizar el préstamo en una cooperativa, esta entidad solicitará al usuario tener una cuenta en ese sitio y le pedirá que mantenga un porcentaje del monto en dicha cuenta.

Los ingresos del cliente son un punto que toman en consideración los bancos antes de emitir un préstamo. A esto se suma los movimientos en sus cuentas de ahorro.
El tiempo que los bancos se demoran en entregar un crédito varía entre dos y tres días laborables, de acuerdo a la rapidez en la que los clientes entreguen sus respectivos papeles.

Los préstamos para el consumo cubren además cuentas de estudio, remodelación del hogar, salud, vacaciones, reparaciones de alguna construcción, entre otros.

Los montos que entregan las instituciones financieras para consumo van entre USD 1 000 y 20 000 de acuerdo a la necesidad del usuario y a su capacidad de endeudamiento.

Los préstamos para comprar automóvil exigen varios requisitos

Los usuarios pueden obtener un crédito para la adquisición de un vehículo en un tiempo muy rápido: entre uno y tres días laborables.

Las preguntas de los agentes de negocios están encaminadas a conocer los ingresos y estabilidad laboral del cliente.

El usuario deberá escoger si realiza el crédito con un garante o prenda el vehículo como garantía para el banco.

Las entidades bancarias trabajan en alianza con algunas concesionarias de automóviles, las mismas que redirigen a los clientes a dichos lugares.

Los documentos que necesita: copia de la cédula y papeleta de votación, el certificado laboral y el último rol de pagos.

Si el cliente escoge un garante para obtener el crédito, éste debe tener un sueldo equivalente al 10% de la deuda.

Los montos que otorgan las entidades bancarias van entre el 70 y 75% del valor del vehículo, cuando es nuevo. Esto depende de la capacidad de pago.

El documento que no le puede faltar es la proforma del auto . En las concesionarias debe indicar el capital disponible.

El período de pago varía entre tres y cinco años. Depende si tiene garante o decide dejar en prenda el auto.

La deuda puede ser precancelada si el usuario tiene el dinero antes de completar el plazo del crédito. Únicamente deberá pagar los intereses.

Si el cliente desea un auto usado, el banco puede cubrir el monto total, siempre y cuando sea de USD 10 000 o menos.

Las tasas de interés a las que los bancos prestan el dinero para este consumo van entre 15 y 16,3% de acuerdo a la entidad.

La forma de pago la escoge el usuario

Cada institución bancaria realiza un análisis financiero de las personas antes de entregar un crédito de consumo, para asegurarse el pago del mismo.

Si el cliente va a comprar un auto y no tiene el 30% efectivo que solicitan las entidades, puede realizar un avance en efectivo de su tarjeta de crédito.

Es menester que los usuarios no tengan deudas en sus tarjetas de crédito si van a solicitar un crédito bancario.

Los clientes deben tener una cuenta en cualquier entidad del sistema bancario para acceder a un crédito de consumo.

Hay entidades que no le otorgan un préstamo al cliente sin que tenga una cuenta en ese lugar. Esa es una forma de ganar clientes y de controlar de mejor manera el uso del dinero.

Los clientes pueden realizar compras a través de las tarjetas de crédito. Esto depende del monto que tengan aprobado.

El saldo en efectivo que solicitan las entidades como contrapartida, en caso de los autos, por ejemplo, es para fomentar el ahorro y que el cliente se endeude por menos tiempo.

Una información que precisa el banco es el tiempo que el solicitante trabaja en relación de dependencia. Le solicitarán un certificado laboral.

Es recomendable que los clientes al hacer un crédito no tengan deudas en otro banco porque no pueden ser sujetos de préstamo.

Las instituciones financieras al entregarle un préstamo también le otorgan una tarjeta de crédito para su consumo personal con un monto de USD 1 000. Es el caso del Produbanco.
Los bancos, al entregar un crédito, ponen atención en el monto con que el usuario aporta al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Si el usuario maneja tarjetas de crédito, el banco se fijará en los movimientos y pagos de su cancelaciones , antes de entregarle el préstamo.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)