Atleta bielorrusa recibe visa humanitaria de Polonia…
Nigeria intenta combatir con vacunación un grave bro…
Sentenciado por abusar sexualmente de una mujer en l…
Moderna inicia los ensayos clínicos fase 1 contra en…
Policía colombiana captura a 5 personas por tráfico …
200 policías custodian las inmediaciones del Palacio…
Indonesia investiga cómo pudieron contagiarse de cov…
Fiscalía de Perú investiga a Ministro del Interior t…

66 380 familias, con servicios básicos suspendidos

Los clientes pueden acercarse a la Empresa Eléctrica Quito a firmar convenios de  pago para evitar cortes. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los clientes pueden acercarse a la Empresa Eléctrica Quito a firmar convenios de pago para evitar cortes. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Los clientes pueden acercarse a la Empresa Eléctrica Quito a firmar convenios de pago para evitar cortes. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

El pago de los servicios básicos en algunos hogares se encuentra aún relegado, debido a la reducción de los ingresos que tienen las familias. Los recursos que perciben se destinan principalmente para la comida, educación y salud.

Vinicio Torres, quien perdió hace un año su trabajo, no ha podido cancelar la planilla de luz desde hace tres meses.

Él tiene pendiente el pago de USD 104, pero debido a que sus ingresos son mínimos y a que no se realizan cortes del servicio en Quito no se ha puesto al día ni ha buscado un plan de financiamiento.

Las entidades que ofrecen el servicio de luz y agua tenían prohibido suspender su prestación por falta de pago. Según la Ley de Apoyo Humanitario, esa disposición tuvo vigente hasta dos meses después de terminado el estado de excepción por la crisis sanitaria causada por el coronavirus. Es decir, el beneficio finalizó el 12 de noviembre último.

Después de este período, las empresas han empezado a aplicar cortes del servicio. Por ejemplo, la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps-Agua de Quito) retomó el 1 de diciembre la suspensión a los clientes que estaban en mora.

La Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) inició los cortes para los usuarios residenciales el 4 de enero pasado. Esta firma brinda cobertura en Bolívar, El Oro, Esmeraldas, Guayaquil, Los Ríos, Manabí, Milagro y cantones de Guayas, Santa Elena, Santo Domingo y Sucumbíos.

Entre ambas entidades se han ejecutado hasta la semana pasada 66 386 suspensiones de estos servicios. La mayoría (87%) corresponde a la CNEL.

La Empresa Eléctrica Quito (EEQ) –que cubre Pichincha, parte de Napo y algunos sectores de Imbabura y Santo Domingo de los Tsáchilas– tiene previsto iniciar con los cortes del servicio este 1 de febrero.

La EEQ informó que, tras notificar desde noviembre a los clientes sobre los pagos pendientes, hoy se reiniciará el cobro de las deudas vencidas.
Eso significa que se suspenderá el servicio a quienes no se encuentren al día, de acuerdo con lo que dispone la Ley Orgánica del Servicio Público de Energía Eléctrica (Lospee).

En promedio, la cartera vencida de la EEQ, CNEL y Epmaps asciende a alrededor de USD 112 millones. El monto incluye valores que se registraron antes, durante y después del estado de excepción.

Para recuperar estos valores, estas firmas ofrecen facilidades de pago. Los beneficios dependerán de si la deuda fue generada durante el estado de excepción; es decir, entre marzo y septiembre del 2020, o luego o antes de este lapso.

En el primer caso, los valores pendientes no generan interés de acuerdo con las resoluciones de la Agencia de Regulación y Control de Energía. En tanto que aquellas deudas correspondientes a otros períodos sí generan intereses, que se aplicarán para el cobro.

Las empresas de agua y de energía eléctrica en Quito solicitan un abono inicial para brindar opciones de pago. En el caso de la EEQ, este monto dependerá de la antigüedad de la deuda. La Epmaps pide mínimo el 20% de la deuda total. Los clientes residenciales de la CNEL podrán diferir su deuda sin cuota inicial. El plazo se establece en función de la necesidad de cada cliente.

Luz Osorio, ama de casa, quien dejó su departamento en Quito para irse a vivir con sus familiares en Cayambe, menciona que desde marzo pasado hasta enero del 2021 tiene pendiente el pago de USD 125, entre luz y agua.

Incluso, por la falta de pago Osorio conoce que le han retirado ya el medidor del agua. Pero ahora no cuenta con los recursos para ponerse al día.

Su prioridad es el pago de Internet, para que sus dos hijos asistan a clases, y la comida. “Espero cancelar la deuda más adelante”, expresó Osorio.

Para solicitar la reconexión del servicio, el cliente debe pagar el total de la deuda o firmar un acuerdo de pago. También deberá asumir en la próxima factura un costo extra por la reinstalación. El monto de este proceso oscila entre USD 2 y USD 5,86 en Quito.

Si un cliente realiza la reconexión del servicio sin autorización se le generará una multa. Estas ascienden hasta USD 40, si es reincidente.