Los mariachis alegran sus corazones cantando
Conmoción entre los vecinos del sector de Carretas p…
Ciclistas fueron asaltados con arma blanca en Pomasqui
Juez bloquea orden de Biden sobre obligatoriedad de …
USD 203 millones para Proyectos para agua potable y …
Muere la madre de Bolsonaro a los 94 años
¿En cuánto tiempo puedo visitar a una persona que tu…
Cámara de Industrias participará en la elaboración d…

Daños en Coca Codo enfrenta a Celec y a la fiscalizadora

Una técnica de Celec muestra una zona de las fisuras dentro del distribuidor 6, durante una visita en junio del 2021. Foto: Archivo / EL COMERCIO

La Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) estudia demandar a la asociación contratada por el Estado ecuatoriano para fiscalizar y gerenciar la central Coca Codo Sinclair.

Por ese contrato, el Ecuador pagó más de USD 128 millones más IVA. El costo de esta tarea se reveló en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea, que hoy hace una auditoría.

Los servicios estuvieron a cargo de la Asociación CFE-Pypsa-CVA-ICA. Se trata de un consorcio formado por la estatal mexicana Comisión Federal de Electricidad de México (CFE), el Grupo Profesional Planeación y Proyectos (PYPSA), la Consultora Vera y Asociados (CVA) e Ingenieros Consultores Asociado.

El contrato fue firmado en 2011 y estuvo vigente hasta el 2018. Desde ese año, la Celec está a cargo de la supervisión de los trabajos.

La demanda del Estado en contra del consorcio fiscalizador se analiza por tres razones.

Byron Orozco, subgerente de la Unidad de Negocios de Coca Codo Sinclair que es parte de Celec, dijo que el primero es que “la fiscalización aprobó y recibió los distribuidores” con fisuras incluso de fábrica.

Los distribuidores son áreas claves de la planta. Estos equipos tienen forma de caracoles gigantes de acero y su función es recibir el agua que llega con enorme presión luego de caer por una tubería de más de 600 metros de altura, y distribuir el líquido a las turbinas para la generación de energía.

Segundo, según Orozco, la fiscalizadora permitió el recubrimiento de estos equipo con toneladas de hormigón, pese a las fallas que presentaban.

Y, finalmente, dijo que el consorcio recomendó que se reparen esas fallas con suelda.

“Las fallas originadas en fábrica para Celec fueron evidentes en 2015, cuando se hizo una reinspección y se determinó que varios de los documentos de calidad no coincidían con lo que estaba establecido en sitio”, dijo Orozco.

Pese a esta situación, la Celec aceptó la recepción provisional de la hidroeléctrica en el 2016, según Orozco, porque el informe de la fiscalizadora establecía que se cumplieron los términos de la contratación.

Coca Codo Sinclair, la mayor hidroeléctrica del país, fue construida por la china Sinohydro por un valor de más de USD 2 714 millones, desde el 2010 hasta 2016. Pero la Celec no ha podido recibir completamente la obra porque la central tiene cerca de 40 inconvenientes aún por resolver.

Patricio Miño, funcionario de la fiscalización y coordinador del área de procura, compareció ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea ayer (miércoles 29 de septiembre del 2021) y señaló que la gerencia de Coca Codo en 2012 impidió que la asociación fiscalizadora haga una inspección continua de la construcción de los distribuidores en China.

“Sí hubo defectos en la fabricación, pero se hubieran detectado si las autoridades enviaban a la fiscalizadora a la fábrica”, dijo y dejó en la Comisión la carta que recibieron de las autoridades estatales de la época de que no fueran, cuando el contrato decía que debían hacer el control en China.

Sobre la calidad del material, Miño señaló que el contrato de construcción no menciona las especificaciones técnicas del material que debía usarse para fabricar los distribuidores.

Ahora, el equipo jurídico de Celec y la Procuraduría del Estado trabajan para demandar a la asociación en cortes locales. “El contrato era de fiscalización y gerenciamiento, cuyas atribuciones eran las de velar por el fiel cumplimiento de una obra libre de defectos, lo cual no fue desarrollado de la manera correcta por parte de la fiscalización”, dijo Orozco.

La Contraloría identificó en el 2015 más de 7 600 fallas en los distribuidores, que fueron soldadas antes de que la central entrara a operar en 2016. En el último proceso de mantenimiento, que continuará hasta el 11 de noviembre, se han hallado 3 500 fisuras en cuatro de los ocho distribuidores, dijo la Celec. El ente aclaró ayer que estas fallas no se pueden sumar a las 7 600 halladas por la Contraloría como venía haciendo este Diario.

Cronología del proyecto

2010 Ecuador logró acuerdo con el banco chino Eximbank para que financie la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair. La empresa china Sinohydro se hizo cargo de la construcción.

2011 Ecuador firmó el contrato con la asociación que incluye a la estatal mexicana, Comisión Federal de Electricidad para que fiscalice y gerencie el proyecto hidroeléctrico.

2015  Contraloría identificó más de 7 600 fisuras en los ocho distribuidores de la central. La fiscalización recibió los equipos y autoriza soldaduras y recubrimiento de hormigón.

2016 La Celec recibió provisionalmente la obra. La mayor hidroeléctrica del Ecuador, con una potencia de 1500 MW, entra en funcionamiento. Pero las fallas siguen apareciendo.

2021 Ecuador demanda ante un arbitraje internacional a la china Sinohydro para que solucione el problema de los distribuidores y advierte acciones contra la fiscalizadora.

Suplementos digitales