El empleo adecuado cayó en Pichincha durante el 2021
Desaceleración económica en EE.UU. dispara el miedo …
En Guayaquil se recuerda la Batalla del Pichincha co…
‘No era un monstruo’ dice la madre de Sa…
800 nuevos policías para reforzar seguridad en zonas…
Juntas de Derechos piden acciones para proteger a es…
¿Circula en auto en Quito? Estos contraflujos están vigentes
Debanhi Escobar: autoridades exhumarán su cuerpo par…

El presidente de Ucrania propone el cargo de primer ministro a un líder de la oposición

El presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, propuso este sábado el puesto de primer ministro al líder de la oposición Arseni Yatsenyuk para salir de la crisis que vive el país, indicó la presidencia en un comunicado. Yatsenyuk, líder del partido de la opositora encarcelada Yulia Timoshenko, estaría acompañado del exboxeador opositor Vitali Klitschko, al que Yanukóvich ofreció el puesto de vice primer ministro de Asuntos Humanitarios.

La presidencia ucraniana también está dispuesta a “modificar la legislación sobre los referéndums y quizás, a través de este mecanismo, proponer enmiendas a la Constitución, que da amplios poderes a la presidencia”, indicó el consejero de Yanukóvich, Andrii Portnov, citado en un comunicado.

La oposición pide la vuelta a la constitución de 2004, que definía a Ucrania como una república parlamentaria en la que el primer ministro tenía plenos poderes. Pero el texto, uno de los logros de la ‘Revolución Naranja’ prooccidental, fue enmendado para dar todo el poder al presidente.

Yanukóvich recibió este sábado a los principales líderes de la oposición durante cerca de tres horas tras el aumento de tensión en Kiev entre manifestantes y policías y de la extensión del conflicto a otras ciudades del país. Desde hace más de dos meses la oposición ucraniana está movilizada contra el presidente, al que reprocha haber renunciado a un acuerdo de cooperación con la Unión Europea en favor de un acercamiento con Rusia.

La semana pasada las protestas se radicalizaron como consecuencia de la aprobación de una serie de leyes represivas contra los manifestantes. Tras las protestas Yanukóvich prometió revisar esas leyes pero los opositores seguían movilizados el sábado.