Laboratorio Urbano de Quito fortalece las áreas hist…
Video registra que pasean un cadáver en una moto en Manabí
Cuatro mujeres salían con USD 15 000 de la cárcel Re…
5 preguntas sobre el aparecimiento de la variante Ómicron
Página para acceder a boletos de Fiestas de Quito, colapsada
COE Nacional y Alcalde anuncian medidas por fiestas de Quito
El 64% de la población está vacunada totalmente en Ecuador
Refuerzo contra covid-19 se adelanta en Ecuador por Ómicron

El Papa reconoce abusos de los curas

El papa Benedicto XVI pidió ayer por primera vez en público “perdón” por los abusos cometidos por curas católicos contra niños. Lo hizo al clausurar en la plaza San Pedro el año sacerdotal.

“Imploramos insistentemente perdón a Dios y a todas las personas afectadas, y prometemos hacer todo lo posible para asegurar que ese tipo de abusos nunca más puedan ocurrir”, exclamó el Papa ante unos 15 000 sacerdotes, monjas y religiosos. “Ha ocurrido que en este año de alegría para el sacramento del sacerdocio salieron a la luz los pecados de los sacerdotes, y en particular los abusos contra niños”, reconoció el Papa durante la misa solemne celebrada bajo un sol ardiente.El Pontífice alemán, que ha sido acusado incluso de haber callado un caso hace más de tres décadas cuando era arzobispo en su país, optó por la tolerancia cero contra los curas pederastas.El ‘mea culpa’ del Papa tiene un particular valor al haberlo pronunciado ante miles de sacerdotes de los cinco continentes, quienes padecen la desafección y sospecha de la opinión pública. Entre los religiosos que acudieron al Vaticano, la mayoría vestidos de blanco, figuraban numerosos latinoamericanos.Los escándalos por los abusos a menores estallaron primero en Irlanda, tras la divulgación a finales del 2009 de dos informes oficiales y se han extendido a Alemania, Austria, Italia, Holanda, Bélgica; además de Estados Unidos y varios países de América Latina.Por los escándalos, el Papa inició una renovación gradual de la Iglesia con la sustitución de cuatro obispos en Irlanda y tomó medidas como nombrar a un delegado especial para controlar la congregación Legionarios de Cristo, cuyo fundador, el mexicano Marcial Maciel, fue acusado de abusos sexuales.

Suplementos digitales