Federación de Abogados de Ecuador pide destitución d…
Con baches, grietas y basura, así lucen las calles d…
Quito revisa posibles medidas ante caso sospechoso d…
Ordenanza para prohibir el porte de armas blancas pa…
Reportan que Pólit se habría declarado inocente en EE.UU.
Este es el nuevo banco de preguntas para obtener la …
Policía de Texas admite que fue un error no entrar a…
Acnur alerta sobre la ola de peligrosas travesías de…

Oleajes anómalos en el litoral de Perú por erupción en Tonga

Locales en la playa de Paracas resultaron afectados por el ingreso de agua del mar. Foto: captura

La erupción volcánica cerca de la isla de Tonga, en el océano Pacífico, generó este 15 de enero del 2022 temor en la costa de Lima, donde se lanzó una falsa alarma de tsunami, así como oleajes anómalos en el litoral de Perú.

Aunque la Marina de Guerra descartó en un primer momento que se pudiera producir un tsunami en las costas del país, por la tarde agentes municipales intervinieron para retirar a ciudadanos ante una eventual salida del mar.

El Canal N de televisión reportó que decenas de bañistas que acudieron a la playa de Agua Dulce, en el distrito limeño de Chorrillos, fueron retirados por trabajadores municipales de esa localidad de la capital peruana.

Tras esta intervención, el gerente municipal de Chorrillos, Luis Vega, aseguró que la orden se emitió tras recibir una alerta del Centro de Control de la Municipalidad Metropolitana de Lima.

“El Centro de Control del Municipio de Chorrillos activó los protocolos existentes, como evacuar las playas en menos de 15 o 20 minutos, en salvaguarda de la población”, remarcó.

Por su parte, la Dirección de Hidrografía y Navegación de la Marina de Guerra del Perú señaló, en un primer momento, que iba a informar “sobre el posible arribo de ondas anómalas” al litoral peruano tras la erupción volcánica.

Aunque la mayoría de países con costa al Pacífico emitieron alertas de seguridad, la Marina aseguró posteriormente que la erupción volcánica “no genera tsunami en el litoral peruano”, aunque añadió que se mantendría en “constante vigilancia”.

Tanto medios locales como en redes sociales se informó luego de que en Pisco, en la región sureña de Ica, se presentaron oleajes anómalos y que la marea subió en, al menos, medio metro, lo que llevó a que se retirase de urgencia a los ciudadanos en las zonas cercanas al mar.

Al respecto, el alcalde de Pisco, Juan Mendoza, declaró a la emisora RPP Noticias que 38 locales ubicados en la playa del Chaco fueron afectados por el agua del mar, que ingresó a restaurantes y provocó algunos daños materiales.

Mendoza dijo que la situación aún persiste y afecta, principalmente, las zonas de Pisco Playa, Paracas, San Andrés y Yumaque.

Ciudadanos también reportaron en redes sociales que se presentaron alteraciones en el mar en el balneario de Ancón, en el norte de Lima, y en Punta Negra, en el sur de la capital peruana.

Por su parte, el colectivo Asismet, conformado por un equipo multidisciplinario de especialistas, aseguró en Twitter que en el puerto del Callao se registró una altura máxima de ola de 68 centímetros, mientras que en el sureño Marcona se alcanzó los 72 centímetros y en la norteña Paita se llegó a 65 centímetros.

El Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) confirmó, posteriormente, que se han presentado oleajes anómalos “en diferentes zonas del litoral peruanos” y pidió a los ciudadanos que eviten realizar actividades deportivas y recreativas cerca de las playas.

La violenta erupción de un volcán submarino cerca de Tonga provocó un tsunami que ha golpeado las costas de esa nación insular y que también ha encendido las alarmas en otras naciones de la región oceánica, incluido Chile, que reportó olas de hasta dos metros en su costa norte, colindante con Perú.