Estas son las vías estatales parcialmente habilitada…
Zelenski acusa a Rusia de aumentar el riesgo de un a…
Policía detiene a presunto asesino de joven, en el s…
6 000 personas evacuadas en Francia por una oleada d…
Volcán Sangay, un espectáculo de fuego y lava volcánica
OIT: Los jóvenes son el grupo más afectado de la pan…
Dos detenidos con armamento y explosivos en el norte…
Audio filtrado pone en duda la no injerencia entre p…

Muere empleado de cadena de comida rápida al que dispararon por unas papas frías

Imagen referencial. En los últimos meses ha habido otros casos de violencia contra empleados de la cadena de comida rápida en Nueva York. Foto: Pixabay

Un empleado de una cadena de comida rápida en Brooklyn (Nueva York) falleció este viernes 5 de agosto después de que un hombre le disparara el pasado lunes durante una disputa por unas papas fritas frías, según informaron las autoridades.

Matthew Webb, de 23 años, recibió un disparo en el cuello de Michael Morgan, de 20 años, que había sido acusado de intento de asesinato y posesión de armas en un caso que ahora pasará a tratarse como un homicidio, según dijo la Policía a los medios.

La disputa que terminó siendo mortal tuvo lugar el lunes, cuando la madre de Morgan, que había encargado comida en el establecimiento, fue a quejarse de que sus papas estaban frías a los empleados mientras hacía una videollamada con su hijo.

Morgan supuestamente vio que los empleados se reían de su madre y acudió al restaurante, donde se puso a discutir con Webb y la riña escaló hasta el punto de trasladarse a las puertas del local, recoge el diario local The New York Post.

Ya en la calle, Morgan agredió a Webb en la cara y después le disparó en el cuello, lo que dejó al joven en muerte cerebral, según transmitieron las autoridades.

Se espera que el agresor, que tenía un historial delictivo con más de una decena de arrestos, sea acusado de homicidio, como anticiparon el jueves los fiscales a un juez incluso antes del fallecimiento de Webb.

La historia no termina ahí, ya que Morgan confesó a la Policía un asesinato sin resolver y fue acusado de la muerte de un hombre de 28 años que tuvo lugar en 2020 en el área del restaurante, de acuerdo con el canal ABC7.

En los últimos meses ha habido otros casos de violencia contra empleados de la cadena de comida rápida en Nueva York: un apuñalamiento por parte de un cliente el pasado mayo y un asesinato durante un robo armado en enero, ambos en el barrio de Harlem.