Bajas tasas de vacunación contra covid-19 inciden en…
Pareja que escapó de cuarentena de Ómicron, detenida
Boletería en línea para conciertos de Fiestas de Quito
Víctima que destapó los abusos sexuales en la Iglesi…
Gobierno renueva estado de excepción en las cárceles
Expertos de Sudáfrica confían en la respuesta de las…
Pentágono creará grupo especial para investigar avis…
Reforma tributaria: Gobierno recibe notificación de Asamblea

Un detenido en Países Bajos por robar y vender 12 000 millones de contraseñas

La Unión Internacional de Telecomunicaciones realizó un ranking mundial del estado de los países en materia de ciberseguridad. Foto: Pexels

La Unión Internacional de Telecomunicaciones realizó un ranking mundial del estado de los países en materia de ciberseguridad. Foto: Pexels

Las claves robadas se ofertaban a través de una página web. Foto: Pexels

La Policía holandesa anunció este viernes 17 de enero del 2020 la detención, en una operación internacional, de un joven de 22 años como sospechoso de haber puesto a la venta online alrededor de 12 000 millones de nombres de usuarios y contraseñas robadas.

Los interesados en las claves podían descargarse la información desde la plataforma weleakinfo.com, a cambio del pago de una tarifa, ha especificado la Policía en un comunicado.

El joven fue detenido el pasado miércoles  15 de enero bajo la sospecha de haber “jugado un papel facilitador en lo que respecta al delito cibernético” y en la investigación han colaborado equipos de ciberdelincuencia de la Agencia Nacional del Crimen (Reino Unido), el FBI (EE.UU.) y el Bundeskriminalamt (Alemania).

Después del arresto, los agentes registraron dos residencias en la ciudad holandesa de Arnhem y localizaron “un equipo profesional” en la casa del sospechoso, al que se acusa de “poseer y ofrecer nombres de usuarios y contraseñas robadas”.

Como parte de la investigación internacional, otra persona de 22 años ha sido detenida en Irlanda del Norte, mientras que la web utilizada por los sospechosos para ofrecer en venta los datos ha sido eliminada por el FBI.

Al ser una investigación que aún sigue en marcha, la Policía holandesa ha declinado informar sobre los países afectados por el robo de contraseñas.

Los ciberdelincuentes suelen cambiar regularmente de servidor para evitar ser rastreados, lo que hace que un caso como este requiera de la cooperación de diferentes países, además de la participación en la investigación de organismos internacionales como Europol, Eurojust o Interpol.

Suplementos digitales