Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 31 de julio del 2021
Riobamba, en campaña para reactivar el turismo
Paseo Agroecológico de Guápulo se hace con emprendedores
Jóvenes se preparan para el nuevo examen Transformar
La Asamblea Nacional debate la legalización de lotes…
Arancel baja desde este 1 de agosto para bicicletas,…
Íñigo Salvador: ‘Hay entidades en donde campea la co…
La viuda de Jovenel Moise dice que considera postula…

Cuatro hombres fueron condenados a cadena perpetua por violación en India

Un tribunal condenó a cuatro hombres a cadena perpetua por la violación en grupo de una operadora de teléfono de 18 años en julio de 2013 en el centro de la ciudad india de Bombay, informan los medios locales.

La sentencia se fundamenta en la reforma legal aprobada el año pasado en la India para endurecer las penas por agresiones sexuales que obliga a cumplir en su totalidad la cadena perpetua hasta que los condenados mueran en prisión, según la agencia local IANS.

Los cuatro condenados por la violación de la joven en julio de 2013 son Vijay Jadhav, de 18 años; Qasim Hafiz Sheikh, de 20; Salim Ansari, de 27; y Mohamed Ashfaque Shaikh, de 26, mientras que un menor también acusado espera la sentencia de un tribunal especial.

La joven fue abordada en una antigua zona industrial abandonada, que tomó como atajo para encontrarse con su novio, pero no denunció lo ocurrido hasta que un mes después fue violada en el mismo lugar una fotoperiodista de 22 años.

Tres de los cuatro condenados, Jadhav, Hafiz y Ansari, fueron hallados ayer culpables también de este segundo caso de violación junto con otro procesado, aunque la sentencia no se conocerá hasta el próximo lunes 24 de marzo.

En el caso de la joven telefonista, los cuatro hombres fueron condenados por violación en grupo, por otros delitos como “restricción injusta, intimidación criminal, conspiración y sexo poco natural”, y por haber registrado la agresión en vídeo, detalló la agencia india.

La Policía detuvo a siete hombres, dos de ellos menores, tres días después de la agresión a la fotoperiodista, una becaria en prácticas que realizaba un reportaje para una revista local en lengua inglesa junto con un compañero.