Fuertes vientos se registran en cinco provincias de …
Encuentro Artesanal de Excelencia en Cuenca
Municipio acelera la atención a los afectados por gr…
Reforma grava con IVA a autos eléctricos particulare…
La delegación de Maduro llegó a México para reanudar…
Comité de Ética niega recusación en caso Bella Jimén…
Dueño de captadora ilegal reaparece en redes y ofrec…
Los talibanes matan y cuelgan en público a cuatro se…

Confusión entre Italia y República Checa por mascarillas donadas por China

La vida cotidiana en Turín durante el cierre de emergencia por coronavirus, Italia, 22 de marzo de 2020. Foto: EFE

La vida cotidiana en Turín durante el cierre de emergencia por coronavirus, Italia, 22 de marzo de 2020. Foto: EFE

La vida cotidiana en Turín durante el cierre de emergencia por coronavirus, Italia, 22 de marzo de 2020. Foto: EFE

Italia y República Checa protagonizaron un confuso cruce de declaraciones este fin de semana por un cargamento de mascarillas de protección frente al nuevo coronavirus.

La prensa italiana afirma las autoridades checas desviaron mascarillas chinas destinadas a los hospitales del país pero, según Praga, el material fue confiscado dentro de una operación contra traficantes, aunque garantizó que Roma recibiría el material.

Epicentro de la pandemia del coronavirus, Europa se enfrenta a una escasez de mascarillas. El problema es de vital importancia en Italia, el país más castigado del continente, con cerca de 5.000 muertos.

Pero la República Checa también está afectada al mismo problema y reforzó el control de las exportaciones y de la distribución de ese material.

El sábado por la noche, el diario italiano La Repubblica publicó un artículo que pretendía describir “cómo República Checa confiscó miles de mascarillas que China envió a Italia”.

Según el rotativo italiano, que se basa en las revelaciones de “un valiente investigador checo”, Lukas Lev Cervinka, las autoridades checas se habrían quedado con unas mascarillas confiscadas en el marco de una operación contra traficantes y las habría repartido entre los hospitales del país.

El pasado 17 de marzo, la policía checa confiscó 680 000 mascarillas y aparatos de respiración asistida en el almacén de una empresa privada en Lovosice, al norte de Praga. La operación fue presentada como un éxito contra el tráfico de estas mercancías, preciadas en tiempos de pandemia.

El viernes, en un tuit, el ministro de Interior, Jan Mamacek, admitió que “desgraciadamente, tras unas investigaciones más profundas, resultó que una pequeña parte del material aprehendido era una donación de China a Italia”.

“Intentamos entender qué hacía una donación china para Italia en Lovosice. Pero estamos en contacto con los dos países y puedo asegurar que Italia no saldrá perjudicada”, agregó.

Por su parte, el ministro italiano de Relaciones Exteriores, Luigi di Maio, afirmó el domingo en Facebook que había hablado con su homólogo checo y que éste le aseguró que se enviarán 110 000 mascarillas a Italia en un plazo de 48 horas. “ ¡Así que asunto resuelto, pasemos a otra cosa! ” , restó importancia el responsable.

Suplementos digitales