1 de octubre de 2019 01:01

La China comunista celebra su 70 aniversario con amenaza de disturbios en Hong Kong

(Izq. a der.) El presidente chino Xi Jinping, el ex presidente Jiang Zemin y el primer ministro Li Keqiang asisten a un desfile militar que marca el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China, en Beijing, China, el 1 de octubre del 20

(Izq. a der.) El presidente chino Xi Jinping, el ex presidente Jiang Zemin y el primer ministro Li Keqiang asisten a un desfile militar que marca el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China, en Beijing, China, el 1 de octubre del 2019. EFE

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La China comunista comenzó este martes 1 de octubre del 2019 unas colosales celebraciones por su 70º aniversario, mientras en Hong Kong los manifestantes prodemocracia prometieron robarse el protagonismo de la jornada de conmemoraciones.

“Nada puede hacer que los pilares de nuestra gran nación se tambaleen. Nada puede impedir que la nación y el pueblo chinos avancen”, dijo el presidente chino, Xi Jinping, desde la puerta de Tiananmen de Pekín, el lugar en el que Mao Zedong proclamó la fundación de la República Popular el 1 de octubre de 1949.

A continuación, Xi, el mandatario con más poder en China desde Mao, comenzó a pasar revista a las tropas a bordo de un vehículo descapotable.

Unos 15 000 soldados, cientos de tanques, misiles y aviones de combate desfilaron por la Avenida de la Paz Eterna bajo la mirada de Xi y de otros dirigentes del partido desde una tribuna en la plaza de Tiananmen.

El presidente chino, Xi Jinping, saluda mientras viaja en una limusina abierta para revisar un desfile militar que conmemora el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China, en Beijing, China, el 1 de octubre del 2019. EFE

El presidente chino, Xi Jinping, saluda mientras viaja en una limusina abierta para revisar un desfile militar que conmemora el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China, en Beijing, China, el 1 de octubre del 2019. EFE


El evento, bajo fuertes medidas de seguridad, comenzó con el disparo simbólico de 70 cañonazos y el izado de la bandera nacional de ese país.

El objetivo es celebrar el camino recorrido por China desde que era un país devastado por la guerra y la pobreza hasta convertirse en la segunda mayor economía del mundo.

El Ejército Popular de Liberación mostró sus nuevas armas, entre ellas el DF-41, un misil balístico intercontinental con capacidad nuclear y un rango suficiente como para alcanzar cualquier punto de Estados Unidos; y el DF-17, un lanzador de planeadores hipersónicos.

Varios helicópteros volaron sobre la ciudad formando el número 70. También hizo su primera aparición un dron de reconocimiento de gran velocidad y gran altitud, según la agencia Xinhua.

Un vehículo militar que transporta un avión no tripulado de reconocimiento supersónico WZ-8 participa en un desfile militar en la Plaza Tiananmen en Beijing el 1 de octubre del 2019, para conmemorar el 70 aniversario de la fundación de la República Popula

Un vehículo militar que transporta un avión no tripulado de reconocimiento supersónico WZ-8 participa en un desfile militar en la Plaza Tiananmen en Beijing el 1 de octubre del 2019, para conmemorar el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China. AFP

Aviones militares pasan por la Plaza Tiananmen durante un desfile militar que conmemora el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China, en Beijing, China, el 1 de octubre de 2019. EFE

Aviones militares pasan por la Plaza Tiananmen durante un desfile militar que conmemora el 70 aniversario de la fundación de la República Popular de China, en Beijing, China, el 1 de octubre de 2019. EFE

Actos enfrentados en Hong Kong

Pero frente a las conmemoraciones, hay toda una serie de retos que ponen a prueba la capacidad de Xi para mantener la estabilidad económica y política, tanto dentro como fuera del país.

“El partido espera que este acontecimiento refuerce su legitimidad y recabe apoyos, en un momento de desafíos internos y externos”, dijo a la AFP Adam Ni, investigador para China de la universidad Macquarie de Sídney.

Las negociaciones sobre la guerra comercial con Estados Unidos se eternizan y la peste porcina causó estragos en el suministro de carne de cerdo, cuyos precios se dispararon.

Pero el mayor quebradero de cabeza es Hong Kong, donde los manifestantes prodemocracia empezaron a salir temprano a las calles, en pequeños grupos, en un intento de quitarle el protagonismo a Pekín, denunciando lo que consideran una merma de sus libertades especiales.

Por toda la ciudad semiautónoma se desplegaron agentes y se intensificaron los controles. Más de una decena de paradas de metro se cerraron y los agentes realizaron detenciones y registros en las calles y el transporte público.

Personas participan en una marcha en el distrito comercial de Causeway Bay en Hong Kong el 1 de octubre del 2019, mientras la ciudad observa el feriado del Día Nacional para conmemorar el 70 aniversario de la fundación de la China comunista. AFP

Personas participan en una marcha en el distrito comercial de Causeway Bay en Hong Kong el 1 de octubre del 2019, mientras la ciudad observa el feriado del Día Nacional para conmemorar el 70 aniversario de la fundación de la China comunista. AFP

La excolonia británica está sumida desde hace meses en su peor crisis política desde su retrocesión a China, en 1997. Las manifestaciones derivaron en ocasiones en cruces de gases lacrimógenos y cócteles molotov entre policía y manifestantes radicales.

Xi prometió el lunes que su país “seguirá aplicando íntegra y fielmente el principio de 'un país, dos sistemas'”, vigente hasta 2047 y en virtud del cual los hongkoneses gozan en teoría de ciertas libertades de las que no disfrutan los ciudadanos del resto de China.

En una muestra de la inseguridad política que vive Hong Kong, los responsables de la ciudad siguieron desde el interior de un centro de convenciones, a través de pantallas, la ceremonia de izado de banderas en el puerto, un acto al que siempre habían acudido en persona.

En el mismo puerto, varios grupos de manifestantes se reunieron para cantar “Glory to Hong Kong”, un himno anónimo adoptado por el movimiento prodemocracia. Entre tanto, unas 50 personas gritaban “larga vida a nuestra patria” mientras enarbolaban banderas chinas.

“Proteger sus intereses”

“Pekín quiere destacar su modernización militar, su unidad política y la determinación para proteger sus intereses”, según el investigador Adam Ni.

El Partido Comunista desafió en varias ocasiones las probabilidades, logrando permanecer en el poder durante siete décadas.

Durante el liderazgo de Mao, decenas de millones de personas murieron durante el plan del Gran Paso Adelante, y el país quedó sumido en un violento caos durante los 10 años de Revolución Cultural.

Tras la muerte de Mao, en 1976, el partido lanzó una política de reformas y apertura bajo el liderazgo de Deng Xiaoping, que dio paso a décadas de veloz crecimiento y desarrollo.

Pero el partido mantuvo un control absoluto del poder y envió tropas para sofocar el mayor desafío a su mandato en 1989, cuando manifestantes prodemocracia ocuparon la plaza de Tiananmen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)