8 de June de 2009 00:00

‘Maradona será precavido ante Ecuador’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Santiago Estrella.  Buenos Aires

¿Cómo mira a Diego Maradona como técnico de  la selección?

En principio estoy alegre de que esté en la selección luego de todos los problemas que tuvo.  Salir de todo lo que pasó y que ahora esté con un silbato para mí es lo mejor. En lo futbolístico, ha liberado a los jugadores de la presión y todo recae sobre él.



HOJA DE VIDA
 Julio Olarticoechea
Nació en Saladillo, Buenos Aires, en 1958. Fue jugador (defensa)  entre 1976 y 1992 . Su apodo: ‘El Vasco’.
Sus hitos son el título en el Mundial de 1986 y el subtítulo en el Mundial de 1990. Con River Plate ganó la Libertadores de 1986.
Tras su retiro,  ha sido comentarista y entrenador de divisiones menores.Pero Maradona es  contradictorio. Se enoja con Carlos Bilardo, con Sergio Batista (coordinador de las juveniles),  pero luego se amiga y se jura amor eterno.  ¿Eso  desconcierta al jugador?

Él es extrovertido. Dice lo que siente, y eso siempre se magnifica y a veces le juega en contra. Si dijo tal cosa y luego se arrepiente, baja el tono, pero en la prensa ya tomó tal estado que explotó todo. No he visto una charla o un entrenamiento, pero sí sé que los jugadores lo aman tanto que, aunque se equivoque, no lo van a decir.

Sin embargo, Juan Román Riquelme renunció a la selección diciendo que él y Maradona “no tenían los mismos códigos...”.
 
Riquelme tiene su personalidad fuerte.  Se animó a decir a Maradona  algo que muchos no harían. Se enfrentó a Mauricio Macri (ex presidente de Boca Juniors), y tampoco antes nadie se atrevió a eso. Son personalidades  de mucho carácter. Las personas que son figuras no son fáciles de llevar, por eso a los muchachos así hay que hablarles con mucha cautela, a veces en privado, porque puede malinterpretar lo que se le diga delante del grupo.

¿Y Messi? Parece que también fue problemático con Alfio Basile (técnico anterior  a Maradona).

 Sí. Él también tiene su carácter. Yo creo que hay que ser lo más sincero posible. Al decir las cosas de frente, los tipos van a escuchar.



Los jugadores no se pueden exponer tanto, no pueden ir a tanto programa de televisión. Cuando los amigos se van de fiesta, el deportista debe tomar un té y dormir.Pero ¿Basile   no habló claro?

Sí,  pero a Basile le afectó que todo haya cambiado tanto. Ahora los pibes se encierran en las habitaciones. Por un lado está  bueno porque los tenés cerca. El mes que estuvimos en Chile, dirigiendo a la Sub 17, todos los muchachos fueron ejemplares disciplinariamente, pero se pasaban todo el día en la computadora. A las 00:00  teníamos que traer las computadoras a mi habitación para que pudieran dormir.

En un equipo como el argentino, plagado de estrellas, se forma de muchos egos...

Y egos mediáticos. Todo se ha potenciado: la prensa, la publicidad. Hay que hablar sobre ese tema. Los jugadores no se pueden exponer tanto, no pueden ir a tanto programa de televisión. Necesitan fundamentalmente descanso.  La realidad del deportista es que cuando los amigos se están vistiendo para ir de joda (fiesta), tiene que tomar un té e irse a  dormir.

¿Cuál es el cambio que impuso Maradona?

Concentrarlos y eso está muy bien. En la reunión que tuvimos todos los del 86 (campeones mundiales en México), le dije a Diego que, apenas comiencen a trabajar, se concentren. Cuando el trabajo se extiende  por cuatro o cinco días,  aparecen  los parientes, los amigos, las notas, los autógrafos, las fotos... Incluso aparecen parientes nuevos cuando sos famoso. Ahora, además, está la publicidad. Todo eso perturba el objetivo que es clasificarse al Mundial, lo cual, por cierto, no está tan fácil, todo está muy competitivo.

Después de la goleada de Bolivia (6-1), ¿la hinchada mantiene la  expectativa con Maradona?

Hay que sacar el caso de Bolivia porque es especial. Yo he jugado en La Paz y es muy difícil. La goleada fue notable y eso empañó bastante el proceso de Diego, pero acá pasa todo por los jugadores. El argentino tiene que meterse presión porque,  si va medio relajado, le pueden dar un cachetazo y se vuelve para la casa, como nos pasó en el Mundial del 82. Muy distinto fue en el 86: nadie nos despidió en el aeropuerto; no nos tenían confianza.

¿Y este grupo que lidera Maradona genera confianza?

Tévez, Messi, Agüero, Mascherano, Gago... son tremendos jugadores, pero lo que importa es el equipo, que esté súper concentrado y salga a dar batalla frente a cada rival, porque cuando enfrentan a los argentinos nos quieren ganar como sea.

¿Cómo cree que jugará Argentina en Ecuador? No será  lo mismo que contra Bolivia...

Maradona va a cambiar la estrategia. Algunos de los muchachos nunca habían jugado en Bolivia. Seguramente les dijeron que jugaran tranquilos, que dosificaran esfuerzos, pero comenzaron en seguida con los piques y después se caían a pedazos. Con la experiencia de la goleada, van a jugar con más precaución.

¿Cómo sería esa precaución?

Armar un circuito en el medio campo, no dejar espacio para no correr tanto, y a partir de que se recupere la pelota decir a Messi, “encargate de todo” (risas). Va a ser también muy diferente que ante Colombia. En  Quito se va a ordenar mucho y no correr tanto. Cuando recupere la pelota, encontrar el espacio para golpear.

Que haya convocado a jugadores del torneo argentino, ¿fue lo mejor para la altitud?

Sí, por varias razones. Por una parte, está viendo el futuro porque no es fácil ponerse la camiseta de la selección argentina. Pesa mucho. Y en cuanto a la altitud, quizá para Quito los toma en cuenta porque tienen más experiencia por la Copa Libertadores.

¿Vio a Ecuador?

Poco, pero lo vi contra Brasil. Lo tuvo totalmente arrinconado. Lo peloteó  todo el tiempo. Fue interesante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)