22 de August de 2009 00:00

Loja se organizó para recibir al turista

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Loja

El jueves empezó en Loja la masiva afluencia de visitantes, atraída en especial por la romería de la Virgen de El Cisne. Esta se extenderá hasta el 10 de septiembre.

Para los empresarios turísticos locales, es la mejor temporada del año, por los ingresos que genera. Por eso, los hoteleros se prepararon con antelación. Ahora, la mayor parte de las 2 640 camas está copada con reservaciones.



La promoción
El Ministerio de Turismo  distribuye desde el jueves 500 000 hojas volantes para promocionar a Loja como destino turístico.
La manifestación cultural sobre la Virgen de El Cisne es parte de la declaratoria de Reserva de Biósfera Cóndor-Podocarpus, que incluye a 10 cantones de Loja y Zamora Chinchipe.
La Asociación de Hoteleros  de Loja y el Municipio promocionan el evento cultural a través de medios de comunicación del país, Chile y Venezuela. 
Los restaurantes también están listos para la temporada. Por ejemplo, Aromas y Sabores incrementó de dos a cuatro empleados para vender alimentos.En el hotel Saraguros Internacional, por ejemplo, la distribución de las habitaciones cambió. En las dos últimas semanas los empleados adecuaron camas adicionales para dar cabida a tantos visitantes. En cada habitación hay de dos a cuatro camas y en total suman 90, en el resto del año funcionan solo 50.

El restaurante también está copado de provisiones para ofrecer almuerzos y cenas. El número de empleados también incrementó de 12 a 17 para el servicio de alojamiento y de restaurante.

Todo ese cambio realizado para abastecer la demanda temporal significó una inversión de USD 5 000, adicionales a los USD 6 000 que se invierten mensualmente en obsequios, menaje, sueldos…, explica Laida Calderón, gerente del hotel.

En ese establecimiento registrado como de tercera categoría, la demanda empezó a subir desde inicios del mes. Hasta el miércoles, la ocupación de lunes a viernes fue del 70% y del 100%, los fines de semana. Normalmente esa ocupación es del 30% y 50%, respectivamente. Pero desde el jueves hasta el 12 de septiembre ya no habrá lugar a reservaciones. Con dos semanas de anticipación están reservadas para grupos de Ambato, Cuenca, Azogues, Quito, Latacunga y otras ciudades.

Para Calderón, la temporada le podría significar un ingreso de USD 12 000 a su establecimiento. “Eso me ayudará a compensar los bajos ingresos de enero a abril que no superan los USD  6 000”.

Con estos ingresos, en el hotel se acondicionarán  y reequiparán las habitaciones, se proveerá  de menaje y se pintará  el inmueble.

El resto de hoteleros hace lo mismo para afrontar la temporada. Para Rodrigo Hidalgo, gerente de hotel Ramses, este flujo los mantiene por el resto del año. “El reto es demostrar las comodidades de un hotel de primera categoría. Pese a que el costo de alojamiento en hoteles de primera como Ramses es mayor al resto, el 50% de sus habitaciones ya está reservado. A partir de ayer estarán copadas, anticipó el hotelero.

Esta demanda empezó a generarse con la multitud que acompañó desde la madrugada de  jueves a la imagen de la Virgen de El Cisne en su procesión desde Catamayo hasta Loja, tras un recorrido de 33 km. Se calcula que en esta manifestación participan entre 150 000  y 200 000 personas.

Aunque esa multitud no se queda toda la temporada, la afluencia alrededor de los actos religiosos será permanente hasta el 8 de septiembre, día principal de la celebración religiosa.

De acuerdo con un estudio de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), esa afluencia es de lojanos (35%), azuayos (13,6%), pichinchanos (12,1%) y el resto de otras provincias y del Perú. El mismo estudio revela que la mayor parte de visitantes permanece dos días en la ciudad, con un promedio de gasto de USD 20 por persona por día.

Además, que el 65% de ese presupuesto lo destinan a alimentación, transporte y alojamiento, mientras que el resto a recreación, compra de reliquias, ropa y calzado. “El estudio nos reveló que la romería y la fiesta en honor a la Virgen de El Cisne genera un impacto directo en la economía de los lojanos”, dice Iván Vélez, director del Centro de Investigación Turística de la UTPL.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)