24 de June de 2009 00:00

La Ley de los informales pasó el primer debate

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacciones Política y Cuenca 

La Comisión Legislativa y de Fiscalización tramitó ayer, en primer debate, el proyecto de Ley de Defensa del Comerciante Minorista, Trabajador Autónomo y Microempresario. El mismo tiene como propósito regularizar su trabajo, mejorar su competitividad e impedir el decomiso de su mercadería.

La asambleísta Amanda Arboleda, vicepresidenta de la Comisión de lo Laboral y Seguridad Social, dijo que la economía informal surge porque la economía formal y el aparato productivo de bienes y servicios no han sido capaces de proporcionar empleo estable y bien pagado a las personas.

Además, afirmó que en el Ecuador existen unos 2 600 000 hombres y mujeres que mantienen a sus familias a través del trabajo informal o de las actividades que no se encuentran bajo una  relación de dependencia.

Arboleda indicó que su Comisión consideró establecer un plazo de seis meses para que los gobiernos municipales armonicen la legislación de sus cantones con esta Ley. Eso, sin perjuicio de la aplicación de la Constitución.

También señaló que el Instituto Nacional de Economía Popular y Solidaria (Ieps) debe poner  en funcionamiento un programa nacional de capacitación y asistencia  especializada. A más de ejecutar el Sistema Nacional de Información y Registro de las entidades que conforman la economía popular y solidaria.

Por último, se prevé que en el plazo de 90 días, contados a partir de la promulgación de la Ley, el IESS inicie la afiliación masiva de los comerciantes y demás beneficiarios de la norma.

El segundo debate en el cual se aprobará el proyecto  está previsto para la próxima semana. A partir del anuncio, en Cuenca se nota la presencia de más informales en el Centro Histórico. Uno de ellos es  Fausto Buñay. Él no va al colegio porque no tiene dinero para costear sus estudios.

Desde hace dos años vende en las calles. Ya es un experto en preparar papas fritas y chifles. Cada funda la vende a USD 0,50, en el Centro Histórico de Cuenca.

Debe trabajar para ayudar con las necesidades de su casa. A diario gana  USD 15 por sus ventas.

Él no sabe si considerarse vendedor informal o autónomo, solo le interesa vender sus productos. Lo que sabe es que se  debe cuidar de los miembros de la Guardia Ciudadana,  que no le permiten vender en las calles.

En la céntrica calle Sangurima, en los alrededores de la Plaza Cívica 9 de Octubre, se ubican diariamente unas 15 personas que venden verduras y frutas.

Entre el polvo de la vía está Laura Ayala.  Allí, en la puerta de un local, ubicó sus cajones con tomates, aguacates, ají…

Su mirada es atenta a la posibilidad de que llegue la Guardia Ciudadana. Cuando aparece uno de los cuidadores municipales agarra sus cajones e intenta huir.

Cuenta que nunca le han confiscado sus productos, pero para ella es difícil trabajar así. 

Según Carlos Vázquez, presidente de la Asociación de Comerciantes  Aventureros, existen cinco agrupaciones que aglomeran a los vendedores de la calle.

Vázquez dice que los comerciantes autónomos están dispuestos a ser reubicados por el Municipio, para evitar inconvenientes.

En la actualidad, el Cabildo construye un centro comercial en las inmediaciones del mercado 9 de Octubre. A este espacio irán 96 comerciantes minoristas.

Las asociaciones

Entre las asociaciones de comerciantes autónomos de Cuenca están la Asociación Aventureros, con 192 socios, y  9 de Enero, con 250 socios, que son las que más afiliados tienen. También están las asociaciones MTM y Leonidas Proaño.

Carlos Vázquez se encontraba la espera de conocer lo que ocurrirá con la Ley para los informales. Pero sus compañeros, como Laura Ayala, no tienen conocimiento de esta norma y sus implicaciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)