20 de mayo de 2018 11:23

Las autoridades investigan muerte del niño atacado por dos perros en Quito

El funeral del niño atacado presuntamente por dos perros se realizó la tarde de este sábado 19 de mayo del 2018. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

El funeral del niño atacado presuntamente por dos perros se realizó la tarde de este sábado 19 de mayo del 2018. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 53
Triste 21
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
María Belén Merizalde

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los restos del pequeño de siete años que murió atacado por dos perros Pitbull, en San José de Guamaní (sur de Quito), fueron velados la tarde del sábado, 19 de mayo del 2018.

El taller de confecciones en donde trabaja la madre del menor se convirtió en una sala de velaciones. Allí se colocaron lazos blancos y dos pilares dorados para recibir el ataúd del infante.

Los vecinos del sector consternados por el hecho llegaron al sitio para solidarizarse con la familia del pequeño. Lo recordaron como un niño inquieto, propio de su edad, pero además como un buen vecinito.

Los moradores no lograban entender cómo pudo ocurrir una desgracia así. La tarde del viernes el niño fue reportado como desaparecido, pues lo vieron jugando en el taller de costura, pero de un momento a otro no supieron en dónde se encontraba.

Fue a las 23:00, cuando el dueño del inmueble llegó y subió al segundo piso para alimentar a sus dos canes. A esa hora encontró al niño, pero ya estaba muerto.

Tras conocer el hecho funcionarios de la Agencia Metropolitana de Control (AMC) acudieron al lugar y retiraron a los canes, para posteriormente trasladarlos a Urbanimal.

Alejandra Molina, directora Metropolitana de Inspecciones de la AMC, explicó que se emitió un acta de infracción, puesto que los perros no contaban con el carné de vacunas y además estaban encadenados, contraviniendo la ordenanza metropolitana 048.

Los canes deberán ser sometidos a un test de temperamento que podría definir su futuro. Mientras tanto, los propietarios podrían recibir una sanción administrativa por parte de la AMC.

"Los propietarios deberán responder por gastos médicos o mortuorios", señaló Molina.

Por su parte el coronel Édgar Logroño, jefe de operaciones del Distrito de Policía Quitumbe, explicó que se ha judicializado el caso y que tras las investigaciones se determinarán responsabilidades.

Lo ocurrido generó nuevamente alarma respecto a los perros de raza Pitbull. El capitán Fernando Estévez, del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), explicó que si bien el Pitbull es catalogado como una raza fuerte según la Federación Cinológica Internacional, esto no significa que sea un perro agresivo.

"No existen perros peligrosos, lo que existe son perros que no han sido socializados a temprana edad", apuntó el oficial entrevistado. Por ello señaló que es fundamental para esta y todas las razas una adecuada socialización con otras mascotas y personas.

Los Pitbull son perros temperamentales, territoriales y de contextura diferente a la de los perros de compañía, indicó el oficial y por ello recomendó que a los canes de esta raza se les realice una rutina de ejercicios y socialización, de al menos, una hora diaria.

Agregó que si el perro está expuesto a malas condiciones de salud, encadenamiento y otras circunstancias inapropiadas se vuelve agresivo, no importa su raza.

De allí que resaltó la responsabilidad que tiene cada uno de los propietarios y recomendó elegir una mascota de acuerdo al espacio que se posea y al tiempo para sacarlo a pasear.

Para el mes de julio se tiene previsto que el CRAC dicte un curso gratuito de adiestramiento y tenencia responsable. Y si desea participar es necesario que el can (de cualquier raza) tenga al menos ocho meses, posea el carné de vacunación y tenga el chip de identificación.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (78)
No (7)