13 de agosto de 2018 00:00

El informe sobre la muerte de Jorge Gabela se levantó en 60 días

Patricia Ochoa, viuda del general Gabela, acude a una sesión en la Asamblea, donde se investiga la muerte del oficial. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Patricia Ochoa, viuda del general Gabela, acude a una sesión en la Asamblea, donde se investiga la muerte del oficial. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Seguridad
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El planteamiento se originó desde la Asamblea Nacional. La Comisión Ocasional que investiga el caso Gabela quiere reconstruir el tercer informe del perito Roberto Meza. Para ello, los legisladores anunciaron la comparecencia del perito argentino en Quito.

Meza, quien vive en Brasil, conversó con EL COMERCIO y en un primer momento dijo que su nueva visita duraría siete días. Pero ayer, 12 de agosto del 2018, indicó que la Asamblea no había confirmado su comparecencia.

Sin embargo, el experto dice que está dispuesto a trabajar con los asambleístas de la Comisión, para fijar una planificación y una línea de tiempo sobre cómo él realizó el tercer informe del crimen del excomandante de la FAE.

Este trabajo será el primer paso para una posible reconstrucción del informe, que actualmente está desaparecido.

Pero, ¿cuánto tiempo tardaría la reconstrucción? La primera vez que se levantó el documento, Meza tardó 60 días. Su investigación la realizó en tres ciudades: Quito, Manta y Guayaquil. En ese tiempo, el perito viajó cinco veces.

En el Puerto Principal se entrevistó, por ejemplo, con el fiscal René Astudillo, quien investigó el asesinato del exjefe militar. Además, ingresó a dos cárceles y habló con cuatro personas detenidas por el asesinato del exjefe militar.

También realizó “varios reconocimientos” a locales en donde se presume se organizó el crimen. En otra visita, realizó pericias en la casa del excomandante Gabela. Allí se entrevistó con sus familiares, amigos y guardias de la urbanización en donde vivía.

Lo mismo hizo en Manta. En esa ciudad, Meza conversó con oficiales de la Fuerza Aérea. Conoció a amigos del exjefe militar y se reunió con uniformados trabajaron con él. En Quito, en cambio, recopiló información en los ministerios de Justicia y de Defensa. En ambas instituciones habló con funcionarios estatales.

Por eso, Meza dice que su trabajo estaba sustentado en más de 50 entrevistas. Pero entre las pruebas recopiladas también están más de cinco audios y videos. Uno de ellos tendría que ver con una amenaza que recibió Gabela en la Asamblea por parte de otro oficial de la FAE.

Esa grabación fue entregada junto a un audio, en el que se escucha una conversación entre el general Gabela y el entonces Jefe de Inteligencia de la FAE. En ese audio, el excomandante responsabiliza a la FAE si se perpetra algún atentado contra él o su familia. Otras grabaciones que Meza utilizó para realizar el tercer informe fueron las imágenes de las cámaras de seguridad del conjunto residencial de Gabela.

Toda esa información, según el perito, fue entregada al Ministerio de Justicia en el 2013, año que indagó los hechos.

Ahora, el investigador quiere conocer si esa entidad aún tiene esos archivos, pues con base en eso se sabrá cuánto tardará reconstruir el informe.

Según Meza, si el Ministerio no tiene los datos, sería casi imposible hacer una reconstrucción rápida. Por el contrario, dice que podría tener que realizar todo de nuevo.

Pero para esto, la Comisión legislativa tiene otros inconvenientes. Uno de esos es la parte presupuestaria, pues para realizar la reconstrucción se requieren fondos estatales.

Por eso, para los legisladores es importante conocer cuáles fueron los responsables de que el documento original desapareciera en el Ministerio de Justicia. Esa entidad era la encargada de la custodia del informe final, en cuyo contenido se revelaba que la muerte del excomandante de la FAE tenía relación con las denuncias que hizo en contra de la adquisición de los helicópteros Dhruv.

Esto ya lo ha indicado públicamente Meza. En la primera ocasión, el Estado pagó más de USD 20 000 por ese producto, ahora perdido. Eso originó que la Contraloría halle anomalías. Por eso, el presidente de la Comisión legislativa, César Litardo, ha solicitado información al contralor general, Pablo Celi, sobre ese informe. Incluso se analiza la comparecencia del equipo auditor de la Contraloría en la Asamblea.

El recorrido que siguió el informe del perito

Julio del 2013


El perito Roberto Meza entrega el tercer informe en el Ministerio de Justicia. El investigador firma las actas de entrega y recepción de la documentación original.

Agosto del 2013

Los miembros del Comité Interinstitucional se reúnen y piden al perito Meza una ampliación de su informe. En septiembre, el experto entrega toda la documentación.

Junio del 2018

Lenin Lara, exministro de Justicia, dijo que sí existió el tercer informe y que fue receptado en el 2013, por la entidad que dirigía. Esto lo dijo a la prensa y a la Fiscalía.

Julio del 2018


José Serrano, exministro del Interior, dijo en la Asamblea que el perito Meza entregó tres informes del caso y que el último fue remitido al expresidente Rafael Correa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (0)