24 de octubre de 2020 18:35

Las indulgencias plenarias para los difuntos se amplían a todo noviembre

Imagen referencial. El Vaticano dispuso que las indulgencias se extiendan a todo el mes de noviembre debido a la pandemia del covid-19. Foto: pixnio.

Imagen referencial. El Vaticano dispuso que las indulgencias se extiendan a todo el mes de noviembre debido a la pandemia del covid-19. Foto: pixnio.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 1
Betty Beltrán

Debido a la pandemia del covid-19, las indulgencias plenarias para los difuntos se extienden por todo el mes de noviembre. Así lo dispuso el Vaticano, para no crear aglomeraciones de fieles en los cementerio e iglesias.

Pero, ¿Qué son las indulgencias? El obispo René Coba, secretario de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), señala que “son gracias que la Iglesia concede fruto de la misericordia de Dios”; es decir, “borrar las culpas que quedan como producto del pecado”.

Para evitar las aglomeraciones, las obras piadosas para obtener las indulgencias tendrán cambios; por ejemplo, la visita a un cementerio y el rezo por los difuntos pueden ser trasladadas a cualquier día de noviembre y no necesariamente entre el 1 y 8, tal cual establece la regla general.

En segundo lugar, la indulgencia plenaria del 2 de noviembre, establecida con ocasión de la conmemoración del Día de Difuntos, para los que visiten una iglesia u oratorio y reciten el padrenuestro y el Credo, pueden transferirla al domingo anterior o posterior, incluso a otro día del mes.

Los adultos mayores, los enfermos y todas aquellas personas que, por motivos graves, no puedan salir de casa podrán obtener la indulgencia rezando ante una imagen de Jesús o de la Virgen María, orando Laudes, Vísperas del Oficio de Difuntos, el Rosario, la Coronilla de la Misericordia. O también podrán proceder a una lectura meditada del Evangelio en una de las tres misas previstas para los difuntos.

Asimismo, para facilitar la obtención de la gracia por medio de la caridad pastoral, se pide “a todos los sacerdotes que se ofrezcan con particular generosidad a la celebración del sacramento de la Penitencia y administren la comunión a los enfermos”.

Por último, puesto que las almas del purgatorio “son ayudadas por los sufragios de los fieles y especialmente por el sacrificio del altar agradable a Dios”, se invita a todos los sacerdotes a celebrar tres veces la misa el día de la conmemoración de todos los difuntos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (51)
No (3)