9 de September de 2009 00:00

Un incendio consumió ayer las laderas del Ruco Pichincha

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

La humerada se podía observar desde el norte, centro y sur de la ciudad. Un incendio afectó a las laderas del Ruco Pichincha, en el occidente.

Estela Tufiño, moradora del sector La Primavera, salió hasta el balcón de su casa, ubicada en la calle Díaz de la Madrid, para observar cómo las llamaradas  consumían la ladera.

La alerta del incendio fue reportada al Cuerpo de Bomberos a las 08:10. Desde esa hora las llamas consumieron los pastizales y la vegetación del cerro en donde se ubica la Hacienda Rumiloma.

A las 08:30, llegaron al sitio 20 bomberos y seis camiones contra incendios. El coronel David Piedra, jefe operativo de los Casacas Rojas, señaló que el incendio fue provocado.

Debido a la magnitud de las llamadas, el comandante solicitó la ayuda a las 25 personas de la Policía Nacional, 16 efectivos de la Policía Metropolitana, 10 uniformados del Ejército y 30 motorizados del Cuerpo de Bomberos. El apoyo llegó a partir de las 10:00.

A esa hora, Tufiño se reunió con otras tres vecinas para contemplar el incendio que rápidamente consumió el lado norte de la ladera. El sonido de las sirenas y el ir y venir de las camionetas movilizando personal llamaron la atención de los curiosos.

Entre ellos se encontraba Julián Solórzano, quien  vive desde hace ocho años en La Primavera y señaló que nunca antes ha presenciado un incendio de grandes magnitudes. Para él, los culpables son las personas que utilizan la cancha de fútbol ubicada en la calle Díaz de la Madrid y Enriqueta Aymor como cantina. “Los borrachos dejan botellas vacías y colillas de tabacos encendidas, pudieran ser los causantes.

A las 11:00, las llamas fueron sofocadas en la parte baja de la ladera. Sin embargo, el fuego se extendía rápidamente por los pastizales y puso en riesgo las instalaciones de la Hacienda Rumiloma. Allí, los administradores y cuidadores vigilaban que los animales (cuatro llamas, un caballo y un borrego) estén a salvo.

Piedra daba indicaciones al personal para que se desplace hacia lo alto del Pichincha y controle el fuego de manera manual. “El acceso es muy difícil para las motobombas”.

Al mediodía, el personal para sofocar el incendio se incrementó a 50 bomberos. Hasta el cierre de esta edición (16:00) no se aplacaba el incendio.

El mayor del Cuerpo de Bomberos, Manuel Sánchez, aún no sabía cuántas hectáreas se consumieron ayer. Aseguró que hasta el lunes, 180 hectáreas de terrenos han sido afectadas por los incendios en la urbe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)