25 de junio de 2020 00:00

Los dos hospitales de Santo Domingo de los Tsáchilas están saturados de enfermos de covid-19

En el hospital Gustavo Domínguez se toman las pruebas PCR a los pacientes sospechosos de tener coronavirus.

En el hospital Gustavo Domínguez se toman las pruebas PCR a los pacientes sospechosos de tener coronavirus. Foto: Cortesía Hospital Gustavo Domínguez

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 8
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bolívar Velasco
Redactor (I)

Los dos hospitales de Santo Domingo de los Tsáchilas ya no pueden recibir más pacientes contagiados con el coronavirus. Los sanatorios Gustavo Domínguez y el del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, en la provincia tsáchila, declararon que sus unidades de cuidados intensivos y de medicina interna están saturadas, debido a que tienen muchos enfermos de covid-19.

Los comités de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal y provincial hicieron oficial el agotamiento de las camas este lunes de 22 junio.

Pero la saturación ya había alcanzado su pico hace dos semanas, según las autoridades, cuando se empezó a enviar a los pacientes a los hospitales Monte Sinaí y Guasmo Sur, de Guayaquil. Unas 110 personas -entre enfermos de covid-19 y otras dolencias- fueron enviadas al Puerto Principal.

Los 35 respiradores mecánicos que tienen las UCI de ambas casas de salud están en uso y no hay señales de que puedan ser desocupados pronto, según datos entregados por el COE. Pércides Quiñónez, vocera del Ministerio de Salud, dijo además que la ocupación de las UCI en el sistema privado es del 74%.

La saturación del sistema de salud público se advirtió cuando se analizaba el cambio al semáforo amarillo. El 25 de mayo la provincia, incluido el cantón La Concordia, reanudó sus actividades económicas.

Actualmente, sus autoridades reconocen que el paso a la nueva etapa de distanciamiento social no fue acertado.

El alcalde Wilson Erazo lo resumió de esta forma: “Se ha agravado la atención en los hospitales. No hay ninguna posibilidad de atender en este momento a un enfermo”.

Y luego añadió: “Como no hay respiradores, han fallecido algunos ciudadanos estos días. Es doloroso y difícil, por eso pido que la gente colabore, que se cuide, que mantenga el distanciamiento”.

El cambio al amarillo hizo que los habitantes salieran a las calles masivamente. Por esa razón, el contagio subió un 23%, indica el Burgomaestre.

Los casos pasaron de 1 307 a 1 708 entre el 25 de mayo (fecha del cambio amarillo) y el 15 de junio (último dato del reporte oficial, porque los casos se contabilizan desde el día del inicio de síntomas).

El cantón Santo Domingo es el tercero con la mayor cantidad de casos a escala nacional, con 1 507 pacientes reportados hasta ayer. Se ubica muy por debajo de la zona del epicentro de la pandemia, Guayaquil (9 955), y Quito (5 912).

La tasa de casos es superior a la nacional. Hay 329 pacientes positivos por cada 100 000 habitantes, mientras que en el país la cifra es 299.

Ante la saturación de los hospitales y el aumento de contagios, el COE cantonal prepara la propuesta de contención ciudadana. Se trata de volver a un rojo temporal, dice el epidemiólogo Alexis Pérez, quien está a cargo de preparar la justificación técnica para este ajuste, que será planteado al COE nacional.

La idea es que se haga un confinamiento total de seis a ocho días y que luego se vuelva al color amarillo. Se aspira a aplicar la primera etapa de esta restricción en julio, y una siguiente sería en agosto. El epidemiólogo Pérez agrega que los días que se proponen van atados al periodo de transmisión del virus.

Dice que una persona presenta los primeros síntomas 14 días después del contagio, pero al confinarlo ocho días antes, se puede ganar un margen para reducir la transmisión y así evitar una nueva saturación en las casas de salud.

Los dos hospitales de Santo Domingo atendieron al 76% de la población infectada por covid-19 desde que se presentó el primer ingreso hospitalario en la provincia, el 24 de marzo. El resto fue a los subcentros de salud.

En medicina interna, las 72 camas del hospital del IESS están ocupadas, mientras que en el Gustavo Domínguez, nueve están libres de 31 plazas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (45)