23 de agosto de 2019 18:00

En septiembre, el Hospital Pablo Arturo Suárez contará con insumos para Traumatología, se anunció

Desde la izquierda: Walter Luna, gerente del Hospital Pablo Arturo Suárez; Luis Loor, subsecretario de Provisión Nacional de Salud; y Pedro Molina, director médico, hablaron sobre la situación de esa casa de salud este 23 de agosto del 2019. Foto: EL COME

Desde la izquierda: Walter Luna, gerente del Hospital Pablo Arturo Suárez; Luis Loor, subsecretario de Provisión Nacional de Salud; y Pedro Molina, director médico, hablaron sobre la situación de esa casa de salud este 23 de agosto del 2019. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Yadira Trujillo
(I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El gerente del Hospital Pablo Arturo Suárez (HPAS), Walter Luna, anunció este viernes 23 de agosto del 2019, que en tres semanas se contará con los insumos necesarios para volver a operar en el área de Traumatología. En junio pasado, el entonces coordinador de esa área, Juan Barriga, denunció la falta de materiales para atender a los pacientes.

Luna dijo que los comentarios sobre una supuesta destitución del doctor Barriga son falsos. Ratificó que el médico sigue trabajando como traumatólogo del hospital.

Al respecto, Juan Barriga, consultado por EL COMERCIO, aseguró que este viernes recibió un comunicado en el que se le indica que le encargan la Jefatura del área de Traumatología al doctor Gabriel Escobar, quien no aceptó. El gerente Luna dijo en la rueda de prensa que “nadie quiere ser jefe de Traumatología”.

También se refirió a un proceso para la realización de una osteosíntesis, en el que –detalló– tres traumatólogos del área se negaron a emitir un informe, lo que ocasionó que el proceso sea declarado desierto y se vuelva a subir al portal de Compras Públicas.


“En ese nuevo proceso he designado como delegado mío al doctor Juan Barriga para que esté presente en esta comisión técnica y que no se vuelva a caer el proceso”. Sin embargo, según Luna, el doctor Barriga le informó este viernes que tomará sus vacaciones y no estará para esa comisión.

“Esto es lo que sorprende, que son los traumatólogos los que están poniendo trabas para que se desarrollen los procesos de subasta como debe ser. Y son los que salen ante la opinión pública a decir que no hay insumos, que no se puede operar, lo cual es totalmente falso porque estamos atendiendo”. En esta semana –dijo–se han hecho 47 cirugías de traumatología.

En rueda de prensa, el Gerente del hospital expuso documentos que, sostuvo, corresponden al período entre el 2011 y 2018, que supuestamente demuestran las “compras a dedo del doctor Juan Barriga”. Luna dice que esas adquisiciones se hicieron sin tener certificación presupuestaria. “Lo peor de todo, sin hacer ningún proceso de contratación pública, conforme lo dicta el artículo 4 de la Ley Nacional de Contratación Pública”.

Luna sostiene que no hubo ningún concurso. “Simplemente el área de Traumatología pidió a una empresa, que se llama Ormedic, lo cual ahora nos ha generado una responsabilidad legal, que estamos en mediación en la Procuraduría, resolviendo ese tema”.

En relación a ese señalamiento, Barriga indicó que él mismo recopiló y entregó los documentos mostrados este viernes por el gerente Pablo Arturo Suárez, en los que, según dijo, se observan las compras “a dedo”.

Barriga reiteró que “un jefe de servicio no puede realizar compras a dedo, ya que existe un proceso que se debe seguir”. Explicó que el médico a cargo de una determinada cama solicita material para operar a un paciente al Jefe de servicio. Y este pasa el pedido al Director del área quirúrgica, quien a su vez lo remite al Director Médico del hospital y este a compras públicas. “Compras públicas es el ente que pide a la casa proveedora y no el doctor Barriga. Una vez que se hace ese pedido, el Gerente tiene que firmar para pagar”.

El médico argumentó que, como jefe de servicios, todos los años ha solicitado auditorías de los procesos. Los resultados –señala– dicen que él no ha tenido nada que ver con las compras. “Quienes compran son las autoridades, los administrativos tienen que dar la cara”.

Pedro Molina, director médico del Hospital Pablo Arturo Suárez, dijo que todos los pacientes están siendo atendidos o derivados a otras casas de salud, según su estado y necesidades. “Hay que entender que un hospital no es un hotel, yo debo ingresar al paciente cuando sé que tengo cómo resolver lo que necesita”, señaló.

Pero otra es la visión de los pacientes. Por ejemplo, la madre de Luis Arza tiene 76 años y espera por una cirugía de tibia y peroné desde hace tres semanas. Sus hijos aseguran que en el Pablo Arturo Suárez no les dieron una respuesta durante ese tiempo. Luego derivaron a la paciente al Hospital de Calderón, donde, aseguran, la van a operar en los próximos días.

En relación a la existencia de una lista de espera de 1 000 pacientes, el Gerente dijo que ha verificado a través del Departamento de Estadística y Traumatología y encontraron nombres duplicados, cédulas que no corresponden, pacientes que ya han sido atendidos en otros hospitales o que no tienen atenciones previas en el Pablo Arturo Suárez.

Sobre la producción en el área de Traumatología, el Director Médico dijo que en el 2018, Juan Barriga registró una producción de consulta externa de 151 atenciones y en lo que va del 2019, 163. Él era jefe del área. Mientras que otros traumatólogos tienen 2 000 pacientes en un año.

Detalló también que Barriga tiene 103 cirugías en el 2018 y 103 en lo que va del 2019, frente a 700 de otros médicos. Aunque reconoce que depende mucho de la complejidad. “Eso es algo que estoy analizando”, dice.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)