4 de octubre de 2019 06:28

El Gobierno hongkonés apuesta por ley de emergencia que prohíbe máscaras

La ley prohíbe el uso de máscaras con las que los manifestantes ocultan su identidad. Foto: AFP

La ley prohíbe el uso de máscaras con las que los manifestantes ocultan su identidad. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Jefa del Ejecutivo hongkonés, Carrie Lam, dobló este viernes 4 de octubre del 2019 su apuesta para desactivar las protestas que se suceden en la ciudad semiautónoma con la probación de una ley de emergencia que prohibirá desde esta medianoche el uso de máscaras con las que los manifestantes ocultan su identidad.

Lam compareció en rueda de prensa para anunciar esta controvertida medida, para la cual ha tenido que echar mano de una ley de la época colonial británica, la de Regulaciones de Emergencia, que no se aplicaba desde 1967, y que puede otorgar poderes más amplios al Gobierno sin tener que pasar por el Legislativo.

La medida anunciada hoy constituye como delito el uso de máscaras bajo penas de hasta un año de prisión y multas de hasta 25 000 dólares hongkoneses (USD 3 188).

Y, en caso de sospecha de que un manifestante tiene la intención de ocultar su identidad con una careta, la Policía podrá exigir su retirada o la persona tendrá que enfrentarse a una pena de seis meses de prisión y ser multado con 10 000 dólares hongkoneses (USD 1 275).

Las protestas empezaron hace cuatro meses en Hong Kong. Foto: AFP

Las protestas empezaron hace cuatro meses en Hong Kong. Foto: AFP

"Las protestas se suceden desde hace cuatro meses. La violencia de los manifestantes ha aumentado, alcanzando un nivel alarmante en los últimos días. Han provocado heridos y situaciones caóticas y de pánico. La gente está preocupada", dijo Lam al justificar su decisión, que aseguró tiene como objetivo "crear un efecto disuasorio" capaz de "restaurar el orden" en la ciudad financiera.

"La ley no implica que Hong Kong esté en estado de emergencia", declaró Lam tras resaltar que la legislación "apunta a las personas que han recurrido a actos violentos" tales como lanzar cócteles de molotov o causar daños en áreas públicas y privadas.

Para prohibir las máscaras, el Ejecutivo hongkonés ha invocado una ordenanza de la época colonial británica que puede otorgar a las autoridades poderes más amplios en caso de peligro público inminente o situación de emergencia.

Según Lam, se trata de una legislación subsidiaria que se presentará en el Consejo Legislativo el 16 de octubre para que los legisladores puedan modificarla, pero ya después de haber sido implementada.

Pero muchos en la ciudad temen que Lam acabe invocando la ordenanza para pedir la potestad de autorizar detenciones, censurar la prensa, cambiar leyes y tomar el control total del transporte.

Así, la medida podría avivar aún más las protestas en la ciudad financiera, y cientos de personas ya se han echado este viernes a las calles del distrito financiero de Central para protestar contra esta ley coreando eslóganes como "Hong Kong, resiste".

En el portal de foros online y agregador de noticias LIGHK, algunos desafiaron a la nueva legislación: "Crees que esto me va a asustar? Para derrocar a una dictadura no hay que tener miedo ni a la muerte. Cómo voy a tener miedo de esta ley basura?", comentaba en usuario.

Por su parte, Teresa Cheng, Secretaria de Justicia, indicó en la comparecencia del Ejecutivo ante la prensa que la legislación "no socavará las libertades de las personas, que pueden asistir a asambleas siempre y cuando no utilicen máscaras".

El Secretario de Seguridad del Ejecutivo hongkonés, John Lee Ka-chiu, añadió que la medida "ayudará a los agentes de la Policía recolectar información" e identificar a sospechosos.

Sin embargo, algunos expertos hongkoneses han expresado ya su temor a una ley que podría afectar a la posición de la ciudad como centro financiero internacional: "Las instituciones financieras comenzarán a cuestionarse si las autoridades promulgarían también leyes financieras similares", comentó este jueves el politólogo y comentarista Simon Shun en un popular programa de radio.

"Este es un asunto grave. Sienta un precedente, que es eludir el proceso legislativo. Después de esto, el Gobierno va a poder hacer prácticamente cualquier cosa, y eso es más grave que la prohibición de las máscaras en sí", agregó.

Las protestas en Hong Kong, que se convirtieron en masivas en junio a raíz de una polémica propuesta de ley de extradición, se han sucedido durante casi cuatro meses y han mutado hasta convertirse en un movimiento que busca una mejora de los mecanismos democráticos que la rigen y una oposición al autoritarismo de Pekín.

No obstante, algunos manifestantes han optado por tácticas más radicales que la protesta pacífica y los enfrentamientos violentos con la Policía son habituales.

La última de oleada de enfrentamientos se produjo el pasado 1 de Octubre, día en que la China comunista celebraba el septuagésimo aniversario de su fundación, jornada que se saldó con el arresto de 269 personas en Hong Kong.

Ese día, los manifestantes más radicales crearon barricadas y les prendieron fuego, lanzaron incontables cócteles molotov, y vandalizaron estaciones de metro, oficinas gubernamentales, tiendas y al menos un despacho de una organización pro-Pekín.

En respuesta, los antidisturbios volvieron a recurrir a los cada vez más habituales disparos al aire, a las pelotas de goma, al gas lacrimógeno, al gas pimienta y a los cañones de agua con tinte, que sirven después para identificar a los manifestantes con más facilidad.  

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)