Dar clases con mascarilla puede afectar la voz de lo…
298 sancionados por invadir las ciclovías en Quito
Cada ecuatoriano debe USD 292 a China y 348 al FMI
Chats señalan el ‘control’ de Sebastián …
Celeste Sugía: ‘México no solo es un país de t…
5 200 pacientes con VIH del IESS no acceden a medici…
9 procesos de contratación, en 4 meses de la Asamblea
Guayaquil abre ferias ante descenso de contagios

Guayaquil con alta demanda de oxígeno

Una camioneta sale de una fábrica con cilindros de oxígeno, en el norte de Guayaquil. Foto: AFP

Una camioneta sale de una fábrica con cilindros de oxígeno, en el norte de Guayaquil. Foto: AFP

Una camioneta sale de una fábrica con cilindros de oxígeno, en el norte de Guayaquil. Foto: AFP

Conseguir oxígeno medicinal fue una odisea para Marlene Peñafiel. Recorrió Guayaquil durante tres días para conseguir recargar un tanque. Su cuñado lo necesitaba para superar una crisis respiratoria, a causa de los síntomas que tiene por el contagio de covid-19.

La mujer cuenta que el lunes pasado empezó a buscar una recarga para el cilindro que consiguió prestado. Buscó direcciones y números de teléfonos, a través de las redes sociales, cuando su familiar presentó dificultades respiratorias. “Anduve desde el Guasmo (sur) hasta a la Atarazana (norte), lugares referidos en las redes sociales, pero nada. Los números que encontraba en Twitter no los contestaba nadie, asumo que no tenían”, recuerda la mujer, de 37 años.

Frente a la escasez, decidió hacer una larga fila en una empresa que distribuye oxígeno, en la vía a Daule, en el norte de la urbe. Consiguió la recarga el miércoles 8 de abril, luego de esperar cerca de ocho horas. El costo fue de USD 35.

Hasta la tarde del viernes 10 de abril del 2020, su cuñado (42 años) se encontraba “estable”, pese a que aplicaron el oxígeno de manera empírica, sin ninguna supervisión médica. La familia no sabía qué más hacer. Contó que no pudieron ingresarlo en los hospitales públicos. Tiene la esperanza de conseguir una cita de control esta semana.

La falta de oxígeno en distribuidoras grandes y pequeñas es un drama constante. Pese a que en redes sociales se comparten largas listas de contactos para comprar, la mayoría de estos números celulares ahora permanecen apagados.

Este Diario se contactó con la compañía Equimedec. Hasta el viernes había terminado su ‘stock’ de bombonas de oxígeno medicinal. “Desconozco cuándo volveremos a tener, por ahora ya no estamos vendiendo”, dijo por teléfono una trabajadora de la empresa que prefirió no identificarse.

Las largas filas en empresas ubicadas en la vía a Daule han sido constantes en la última semana. Los usuarios se quejaron del poco tiempo de atención, ya que las compañías trabajaban acorde al horario de toque de queda, hasta las 14:00. El Gobierno Nacional informó que estas compañías no tienen restricción y pueden laborar en horarios extendidos.

La compañía Indura, ubicada en ese sector, informó a través de un comunicado que no venderán tanques ni realizarán recargas de oxígeno a particulares. Ellos se enfocaron en surtir a los hospitales del sector público y privado.

“La empresa se encuentra 100% dedicada a atender las necesidades de hospitales y clínicas de todo el país, por la crisis causada por el covid-19. No realizamos entregas a domicilio ni podemos cargar cilindros particulares”, informó.

EL COMERCIO

El médico intensivista Carlos Yánez explicó que el uso indiscriminado del oxígeno medicinal podría generar problemas a los pacientes con trastornos respiratorios. Según dijo, en algunos casos, administrar el gas a los enfermos sería más perjudicial.

“Se puede agravar la lesión porque el oxígeno es un elemento extraño que también tiene sus contraindicaciones. Muchos pacientes después del oxígeno pueden verse aparentemente bien, pero sin una tomografía de tórax se correría el riesgo de una complicación severa, son lastimosamente ellos los pacientes que llegan al hospital a morir”, dijo.

Andrés Yagual es otro guayaquileño que salió a la calle a buscar oxígeno. Tuvo suerte, el viernes llegó a las 08:00 a un taller en el sur de Guayaquil y recargó su cilindro por USD 20, luego de una espera de dos horas. Le tocó “separar un turno” desde la noche anterior, contó.

El tanque era para su papá, de 65 años. Conoce las contraindicaciones de administrarle el oxígeno, pero dijo que no tiene más alternativa. “No puedo internarlo en un hospital. Es una manera de dar la pelea”.

Guayaquil es la ciudad con más personas contagiadas con covid-19 en el país. Hasta las 08:00 de ayer, 12 de abril, registraba 4 049 casos positivos, 3 452 con sospecha y 164 probables, según el boletín de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud Pública.

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, informó que tres empresas donarán las recargas de oxígeno. Así mismo, el Municipio tenía prevista la adquisición de 2 000 cilindros para entregarlos en sectores populares de la ciudad.

El Ministerio de Industrias informó que autorizó cargar oxígeno medicinal en tanques industriales. Hasta ayer mantenía diálogos con las empresas. Se ampliará la capacidad para 1 500 recargas por día en Guayaquil. Además, dará agilidad a trámites de empresas que venden oxígeno. Gasec SA y Oxiguayas darán servicio desde esta semana, según la Gobernación del Guayas.

En contexto

La necesidad de oxígeno medicinal en Guayaquil se detectó hace dos semanas. Las autoridades toman medidas para facilitar las recargas de los cilindros. Algunas familias administran el producto a los pacientes sin la supervisión de especialistas.

MÁS SOBRE LA EMERGENCIA SANITARIA

Noticias

Medidas de protección

Mapa de infectados

Glosario

Suplementos digitales