6 de September de 2009 00:00

Fusión ideal para moldear la silueta

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En la actualidad existe una gran cantidad de procedimientos estéticos que ayudan a moldear la silueta y a  reducir medidas. Muchos de estos fusionan varias técnicas en una sesión para lograr un procedimiento más completo y potenciar los beneficios. Entre estos está el masaje reductor con parafina caliente y con gimnasia pasiva.

Como explica la esteticista Karina Guerrero,  del centro de estética y terapias alternativas Alma Sana, la gimnasia pasiva “se realiza mediante un aparato que utiliza un sistema de electrodos de bajo voltaje sobre el área que se desee trabajar”. Comúnmente se  usa esta técnica  para reducir la celulitis, así como para tonificar abdomen, brazos o piernas. La estimulación  eléctrica ayuda también a corregir la flacidez y reducir la grasa localizada. “Se trabajan los músculos y se siente  como si se hubiese ejercitado realmente”. agrega la especialista.
 
Por su parte, al colocar una capa de parafina caliente  sobre la piel, se reciben  sus beneficios que complementan a la gimnasia y al masaje posterior. Entre ellos están:   reafirmar el tono de la piel y  suavizar la grasa acumulada debido al calor de la parafina. De esta forma es más fácil drenar la grasa mediante el masaje reductor y moldeativo.

PASO A PASO

Gimnasia pasiva.  Antes de accionar la máquina de estimulación eléctrica, se realiza una exfoliación corporal y una limpieza. Además, se aplica un gel neutro conductor. La  gimnasia pasiva se realiza en la zona que se desea moldear durante 30 minutos.

Parafina. Sobre el área que se está trabajando el esteticista Jorge Enrique Duménigo, de Alma Sana, aplica con una brocha la parafina que mantiene una temperatura de 40°C. De esta manera, forma una capa que deja sobre la piel durante otros 30 minutos.
  
Una vez  que se ha secado la capa de parafina, se la retira con cuidado.

Masaje reductor. El esteticista  procede a realizar  un masaje reductor y moldeativo, que ayuda a drenar, a través del aparato linfático, la grasa que ha sido removida con el calor de la parafina.

Gel térmico.   Después se coloca un gel térmico reductor sobre área del cuerpo que se está tratando.

Finalmente se recubre la piel con papel osmótico. Con este, la persona puede ir al sauna, colocarse una cobija térmica  o realizar ejercicio cardiovascular. La función del papel es concentrar el calor y estimular la acción del gel reductor.

Este procedimiento  dura alrededor de una hora y el número de sesiones varía de acuerdo a la cantidad de grasa que se desee reducir. La especialista recomienda realizar de 20 a 24 sesiones.

El costo  de cada sesión es de USD 20, pero si se realiza un tratamiento de varias sesiones, el precio es más económico.
Spa Alma Sana. Tlf.: (02) 333 0522 ó 09 572 4308.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)