15 de September de 2009 00:00

El fuego quemó 260 hectáreas en la ciudad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mauricio Bayas

El Cuerpo de Bomberos del Distrito Metropolitano descartó la detención de presuntas personas implicadas en los incendios forestales. La Unidad de Policía Ambiental tampoco tenía reporte de personas detenidas por esa causa. Esto, luego que el fin de semana se registraron 10 incendios forestales de magnitud en la capital.

En este verano, según los bomberos, se han quemado alrededor de 260 hectáreas. El dato fue difundido por Atahualpa Sánchez, comandante del Cuerpo de Bomberos. Solo en Ungüí, el pasado domingo, se quemaron alrededor de 15 hectáreas. Los vecinos de Chilibulo aseguraron que no hubo detenidos en la zona por el incendio  que duró cinco horas.



El clima y los recursos
En Ecuadoradio el jefe de Operaciones de la Estación Norte del Cuerpo de Bomberos, Henry Silva, calculó que en un incendio de magnitud se gastan USD 10 000.
Según los registros del Inamhi, el clima en este verano alcanzó hasta 26 grados y la humedad es baja. También hay fuertes vientos. 
En caso de un incendio forestal denuncie a los teléfonos 101, 911 ó 102. En las laderas de las montañas hay guardabosques.Carlos Sigcha, integrante civil del Plan Fuego, dijo que en los sectores de La Magdalena, Magdalena Alta y Chilibulo cayó la ceniza que bajó desde las laderas del cerro. Pero confirmó que no se encontró a ninguna persona y que no hay detenidos. “El humo cubrió gran parte del sur. Yo vigilo este sitio y no encontré a nadie”.

Ayer, Gladys Astudillo, vecina de Chilibulo Alto, limpiaba la vereda de su casa con agua. Ella confirmó que la ceniza afectó a varias viviendas. También interrumpió una minga comunitaria en los tanques de agua porque el humo no dejó respirar a los vecinos y abandonaron la ladera.

Segundo Ushiña, un campesino que trabaja a 2 kilómetros de la montaña, confirmó que es la primera vez que se incendia esta ladera. Él labra sus tierras desde hace 23 años. Pero cree que hace falta más control por parte de los Bomberos y la Policía.

Hace un mes -dice Ushiña- había personas que recorrían la ladera. Incluso, se registró el robo de ganado y las cosechas de papas. “Hace tres años había militares en la montaña. Pero esta vez nadie vigila. Los bomberos llegaron cuando el fuego estaba avanzado”, agregó Ushiña.

No fue el único cuestionamiento a la actuación del Plan Fuego. En el parque Arqueológico Rumipamba, los vecinos del conjunto residencial los Altos del Parque reclamaron la demora de los casacas rojas en llegar a sofocar las llamas. El administrador del parque, Gustavo Espíndola, explicó que tuvo que llamar a la Policía porque en el número telefónico de los Bomberos no contestaban. 

A esa hora (13:00 del domingo), las unidades trabajaron en los incendios en Atucucho, Nono, Carapungo...

A pesar que el número de bomberos se incrementó y se suspendieron los días francos no fue suficiente para atender las emergencias. En este verano, los casacas roja han atendido 840 emergencias. Ante el incremento de las hectáreas quemadas, Atahualpa Sánchez aclara, enfáticamente, que el Plan Fuego sí funcionó y que la campaña de prevención estuvo bien realizada

Sin embargo, ayer, en conferencia de prensa, el alcalde Augusto Barrera informó que en estos días se instalarán campamentos en los accesos a las laderas del  Pichincha, Atucucho, Miraflores, la Libertad, Ilaló yen  Ungüí. La iniciativa tendrá la colaboración de las Fuerzas Armadas.

Otro anuncio de Barrera fue el apoyo de la Unidad Aeropolicial con helicópteros. “Desde hoy (ayer) vamos a realizar vuelos diarios de vigilancia para prevenir incendios. La ciudad no está desprotegida y vamos a enfrentar las consecuencias naturales de los incendios forestales”. En tanto, la Policía Nacional comenzará  investigaciones de los incendios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)