23 de septiembre de 2019 10:42

Francia abre el juicio por un fármaco responsable de cientos de muertes

El medicamento fue comercializado desde 1976 hasta 2009. Fue utilizado por cinco millones de personas, aproximadamente. Hay 2 000 número aproximado de víctimas mortales. Foto: EFE

El medicamento fue comercializado desde 1976 hasta 2009. Fue utilizado por cinco millones de personas, aproximadamente.  2 000 es el número aproximado de víctimas mortales. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La Justicia francesa inició este lunes 23 de septiembre de 2019 el juicio penal por el escándalo Mediator, nombre de un medicamento de la farmacéutica Servier contra la diabetes que muchos médicos recetaban como adelgazante y que está considerado responsable de centenares de muertes.

Desde su comercialización en 1976 hasta su retirada del mercado en 2009, se calcula que fue utilizado por cinco millones de personas en Francia, y algunos estudios oficiales elevan a más de 2 000 el número potencial de víctimas mortales.

El medicamento fue prohibido después de que se detectasen las graves valvulopatías, hipertensión arterial pulmonar y otros efectos secundarios que provocaba en algunos pacientes.

Mediator se utilizó también en países como España o Italia, donde dejó de venderse, respectivamente, en 2003 y 2004.

El proceso, que se inicia en París diez años después de que la neumóloga francesa Irne Frachon diera la voz de alarma, ha movilizado a 4 981 víctimas, de las cuales 2 684 se han constituido como parte civil.

Entre ellas, Marie Benkemun, mujer de 76 años que lo tomó durante una década, hasta 2009, por recomendación de su dietista.

Cuando el escándalo se destapó, acudió al cardiólogo preocupada y los médicos le detectaron dos valvulopatías atribuidas al consumo del Mediator, que en la actualidad le provocan cansancio y problemas de respiración.

"Espero ser indemnizada y que el laboratorio reconozca que se equivocó", explica a Benkemun, que asegura sentirse "engañada" tanto por su antiguo médico como por Servier.

El grupo farmacéutico, principal inculpado, se sienta en el banquillo entre otros cargos por homicidios y lesiones involuntarias, engaño agravado con daño para pacientes, y estafa con perjuicio para la seguridad social y las mutuas.

También comparecerá la Agencia Nacional de Vigilancia del Medicamento (ANSM), que tras el escándalo reemplazó a la antigua agencia de seguridad sanitaria (AFSSAPS), en su caso por "homicidios y lesiones involuntarias" debido a su tardanza a la hora de retirar de la circulación un producto peligroso.

En 2011, la Inspección general de Asuntos Sociales estimó que debería haberse vetado ya en 1999, el mismo año en que se detectó un primer caso de disfunción de las válvulas cardíacas en una persona que lo tomaba.

Se espera que el juicio dure hasta el próximo abril y que declaren más de un centenar de testigos. Entre los 25 acusados hay once personas morales y 14 físicas, dos de las cuales fallecieron después de que hace dos años se decidiera reenviar el caso ante el Tribunal Correccional.

El principal protagonista, Jacques Servier, fundador de la farmacéutica, murió en 2014 a los 92 años de edad.

"Nuestro mayor deseo es que se esclarezcan los hechos para poder demostrar que no hubo engaño sobre el medicamento. Durante todos estos años no hemos podido ser escuchados ni hacer valer nuestros argumentos", dijo este domingo en el semanario "Le Journal du Dimanche" el presidente de Servier, Olivier Laureau.

Las partes civiles, no obstante, están convencidas de la culpabilidad de la compañía.

"Sabía muy bien lo que hacía. Esperamos que se reconozca que el producto prescrito se desvió de su uso principal haciendo correr un riesgo a la gente", destacó este lunes la letrada Marion Hochart, representante de una afectada de 47 años.

En 2013, el famoso nutricionista francés Pierre Dukan, conocido por la dieta de adelgazamiento que lleva su nombre, fue suspendido temporalmente del ejercicio profesional por haberlo prescrito a una paciente que quería bajar de peso y haber mentido sobre el tratamiento.

La polémica que rodea a Mediator hizo reconocer al Ministerio de Sanidad que iba a ser necesario recuperar la confianza de los pacientes en el sistema de vigilancia sanitario.

El Estado puso en marcha en 2011 un fondo de indemnización, y hasta el momento, según recuerda el diario "Le Parisien", Servier ha indemnizado a 3 762 pacientes con un total de USD 180 millones, una cifra récord en Francia.

El escándalo, además, ha dado lugar a libros y películas en Francia, como el filme "La fille de Brest", inspirado en la neumóloga Frachon y dirigido por Emmanuelle Bercot.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)