21 de mayo de 2018 14:18

Fiscalía investigará a menores vinculados en caso de violencia escolar

Familiares de la menor en la Fiscalía el 18 de mayo del 2018. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Familiares de Brithany en la Fiscalía el 18 de mayo del 2018. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 7
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La investigación de los cinco estudiantes que habrían agredido a Brithany en su salón de clases será derivada a un fiscal especializado en menores. Este definirá la figura del supuesto delito contra los alumnos (cuatro niñas y un niño), que por ahora reciben clases asistidas en casa y pasan por un proceso disciplinario, a cargo del distrito de educación.

El fiscal César Peña, quien investiga el caso por aparente homicidio culposo contra las autoridades y maestros del plantel público donde estudiaba la niña, confirmó que todos tienen 12 años de edad y que pueden ser investigados, según indica el Código de la Niñez y la Adolescencia.

Brithany, de 11 años, fue agredida el viernes, 11 de mayo del 2018. Dos días después falleció en un hospital público a causa de un derrame cerebral.

La mañana de este 21 de mayo, la sicóloga Sonia P., directora del Departamento de Consejería Estudiantil de la institución educativa (DECE), confirmó que elaboró dos informes tras la muerte de la alumna.

Peña, fiscal especializado en personas y garantías, dijo que los menores le relataron los actos de violencia en una entrevista que mantuvo con ellos. Esa versión se complementa con una carta escrita por otros niños del salón, quienes testificaron las agresiones que sufrió Brithany.

El abogado de los padres de la niña, Stives Reyes, solicitó que se llame a declarar a la menor que habría dirigido la agresión, y que cumplirá 13 años en octubre. Contra ella anunció que formularán cargos. También indicó que el Código de la Niñez y la Adolescencia incluye medidas de internamiento en casos de este tipo.

La sicóloga del colegio reconoció que ese día los maestros celebraban el Día de las Madres. Los menores quedaron al cuidado de una persona externa al plantel, que ha sido llamada a declarar el martes, a las 10:00.

La vicerrectora del colegio, Consuelo G., quien acudió el domingo a la Fiscalía, confirmó que el día de la agresión asistía a un evento por el Día de las Madres. En su comparecencia dijo que ella es la única autorizada para otorgar permisos al personal docente y que no supo de la ausencia de la docente a cargo del salón donde estudiaba Brithany.

Mireya V., docente de Matemática, tenía las últimas horas de clase en el salón de octavo B donde se suscitó el juego violento. Este lunes en su versión aseguró que sintió malestar y que dejó el aula para comprar un medicamento.
Sin embargo, en el sumario administrativo que sigue el Ministerio de Educación no consta un certificado médico del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

“Hay una omisión por parte de ella y también por parte de la inspectora al concederle un permiso cuando, según lo que manifestó la vicerrectora, ella es la única que da esos permisos”, dijo el abogado Reyes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (2)