13 de octubre de 2020 12:23

81 familias se han beneficiado del Fondo Metropolitano para la Gestión de Emergencias en el 2020

Los técnicos del Municipio de Quito continúan con el análisis socio económico de las familias damnificadas por la explosión de GLP registrada en una vivienda ubicada en Cumbayá. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Los técnicos del Municipio de Quito continúan con el análisis socio económico de las familias damnificadas por la explosión de GLP registrada en una vivienda ubicada en Cumbayá. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Diego Bravo

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los técnicos del Municipio de Quito continúan con el análisis socio económico de las familias damnificadas por la explosión de GLP registrada en una vivienda ubicada en Cumbayá, el sábado 10 de octubre de 2020.

La mañana de hoy, martes 13 de octubre, Adrián Haro, gerente de Empresa Pública Metropolitana de Logística para la Seguridad y la Convivencia (EM Seguridad), acudió a la parroquia para evaluar los daños. En el sitio del accidente una pala mecánica retiraba las rocas y hierros retorcidos del inmueble destruido. Los técnicos esperaban que, hasta las 18:00, la zona quede libre de escombros.

Haro señaló que cuando se reportan emergencias con familias afectadas, el Municipio aplica el Fondo Metropolitano para la Gestión de Emergencias, el cual tiene dos fases. En la primera únicamente se entrega ayuda humanitaria que consiste en alimentos y ropa.

En la segunda se hace un análisis socioeconómico para verificar si la familia afectada se encuentra bajo la línea de vulnerabilidad. Se aplica solamente cuando los ingresos de sus integrantes no superan el valor de la canasta básica (USD 726).

En los casos de cobertura y reposición del menaje de casa, el Fondo cubre un monto máximo de seis salarios básicos unificados por cada caso de acuerdo con el informe técnico de la Unidad de Seguridad.

En lo que respecta a la reposición o arreglos de inmuebles, la ayuda alcanza hasta 10 remuneraciones básicas a los legítimos propietarios. “Eso ocurre siempre y cuando estén bajo la línea de pobreza. Es decir, no podemos ayudar a todos”.

Haro manifestó que ya se entregó alimentos y ropa a los afectados de la explosión en Cumbayá, pero ahora se continúa analizando los casos de quienes perdieron electrodomésticos, muebles, entre otros.

Hasta el momento, en lo que va de este año, 81 familias damnificadas en Quito por incendios estructurales, acumulaciones de agua, inundaciones, deslizamientos de tierra, entre otras emergencias, han sido beneficiadas del Fondo Metropolitano para la Gestión de Emergencias. De esa cantidad, 37 recibieron alimentos y vestimenta, así como menaje de casa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)