19 de marzo de 2020 13:13

La Prefecta y Alcaldesa de Esmeraldas piden a Ministra de Salud la reapertura del antiguo hospital para atender posibles emergencias por el covid-19

El antiguo hospital Delfina Torres de Concha  fue cerrado tras la construcción del hospital de sur. Foto: EL COMERCIO

El antiguo hospital Delfina Torres de Concha fue cerrado tras la construcción del hospital de sur. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Marcel Bonilla

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La prefecta de la provincia de Esmeraldas, Roberta Zambrano y, la alcaldesa del cantón, Lucía Sosa, coincidieron en pedir a la ministra de Salud, Catalina Andramuño Zevallos, la reapertura del antiguo hospital Delfina Torres de Concha para que se adecué y se atienda en caso de reportarse casos por contagio del covid-19.

Ese hospital fue cerrado tras la construcción del hospital de sur. Tiene una capacidad de 234 camas. En los últimos tres años, el Subcentro tipo C que funciona cerca del hospital cerrado en el norte de la ciudad, no abastece para suplir la demanda de pacientes.

La prefecta señaló que debido al deficiente sistema de salud en Esmeraldas no se podría atender, en caso de que se presenten pacientes que requieran aislamiento.

“Pedimos que se nos ayude a rehabilitar los dos pisos del antiguo hospital Delfina Torres, que está en el norte de la ciudad para abastecerlo de los que se necesite en casos de emergencias”, señala Zambrano.

La Prefectura de Esmeraldas ha dispuesto cinco vehículos, una unidad móvil para atención médica y un edificio de la antiguo Banco de la Previsora, en caso de que sea necesario.

La alcaldesa Sosa dijo que el hospital puede ser utilizado como zona de aislamiento para los pacientes con coronavirus.

Según ella, Esmeraldas tiene dificultades en la cobertura hospitalaria por cuanto la población entre Esmeraldas, Atacames, Muisne, Rioverde, Eloy Alfaro y San Lorenzo bordea los 400 000 habitantes y el hospital del sur no permitiría albergar todos los casos que lleguen en busca de atención emergente.

Entre las resoluciones del Comité de Operaciones de Emergencia de Esmeraldas, realizada el 1 de marzo, se exigió el funcionamiento del viejo hospital donde el anterior Gobierno hizo una inversión cercana a USD 10 millones para su repotenciación, pero luego la exministra Verónica Espinosa dispuso su cierre.

Como parte del proceso de prevención, el Municipio creó un comité de crisis que resolvió que apenas 20 usuarios pueden viajar en las operadoras de tránsito urbano en la ciudad, desde este jueves 19 de marzo de 2020.

Hasta la tarde de ayer, el Comité había coordinado la fumigación de 2000 unidades de taxis, carros particulares y transporte público. En Esmeraldas funcionan ocho puntos de desinfección: Vuelta Larga, UPC de Tecnipetrol, Terminal Terrestre, Vía a San Mateo, Mercado Municipal, UPC de Las Palmas, UPC de Tachina y CAC del Puerto Artesanal Pesquero de Esmeraldas (PAPES).

“La finalidad es prevenir el contagio del coronavirus en taxis, buses enterprovinciales, intercantonales y transporte urbano, cumpliendo todos los protocolos de seguridad y prevención”, señala la Alcaldesa.

Zonas como el redondel de Tachina, que conduce hacia el Aeropuerto Carlos Concha de Esmeraldas, la Y de Vuelta Larga y Tecnipetrol, son los que tienen mayor circulación vehicular; las dos últimas están en el sur de la ciudad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)