18 de agosto de 2019 00:00

El Ejecutivo aún no hace acercamientos en la Asamblea para los proyectos en lo tributario y laboral

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Roger Velez
Redactor (I)
política@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El camino para lograr que la Asamblea Nacional apruebe las reformas económicas y laborales aún no ha sido despejado por el Ejecutivo.

La ruta a seguir no está clara ni siquiera para los asambleístas que forman parte del acuerdo que se gestó el 14 de mayo pasado entre Alianza País (AP), Creo y dos facciones de asambleístas independientes.

“Nosotros no hemos sido convocados ni como bloque ni con los jefes de bancada del acuerdo, para conocer estos temas antes de que sean enviados formalmente a la Asamblea”, dijo Ximena Peña, coordinadora de AP.

Esto también lo confirma el segundo vicepresidente de la Asamblea, Patricio Donoso (Creo). Él subraya que dentro del acuerdo parlamentario no consta el incremento de tributos, sino apuntar a la eliminación de algunos como el Impuesto a la Salida de Divisas.

Lo que sí figura entre los puntos acordados, dice, es una reforma laboral. Pero el problema es que desde hace tres meses no funciona la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, en donde se debería tramitar la propuesta.
Para Peña, una de las alternativas sería conformar una comisión especial, pues el Consejo de Administración de la Legislatura (CAL) todavía no encuentra una salida al conflicto que se da en esa mesa por disputas internas entre los asambleístas que la integran.

Este es un criterio que no comparte su coideario Esteban Albornoz, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico.

Tampoco Donoso, quien ve a la Comisión de Derechos Colectivos como una de las opciones para el tratamiento de este proyecto.

El ministro de la Producción, Iván Ontaneda Berrú, estuvo el viernes pasado en el Palacio Legislativo para presentar un proyecto de Ley Orgánica de Pesca y Acuacultura.

El Secretario aseguró que “en dos, tres o cuatro semanas” estará lista la reforma económica, es decir, después del receso al que se acogerá el Parlamento, del 19 al 30 de agosto. “La idea es que los asambleístas se desestresen y que regresen con una proactividad importante”, declaró al ser consultado sobre el tema.

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, tampoco se ha reunido con los legisladores para abordar estos temas de forma oficial, corroboró su oficina de prensa.

Martínez ha sido uno de los funcionarios más requeridos en las últimas semanas en el Parlamento, básicamente por temas como el pago de los incentivos a los jubilados.

Los asambleístas Raúl Tello, del Bloque de Acción Democrática Independiente (BADI), y hasta Lenín Plaza, de AP, estuvieron a punto de llevarlo a juicio político, pero terminaron por retirar sus pedidos.

Ximena Peña reconoce que “la operación política se ha vuelto más compleja” en el Parlamento, dado que las decisiones están al vaivén de las mayorías móviles.

En una Asamblea donde la aprobación de leyes se da por mayoría absoluta (70 votos), AP solo puede asegurar 39 de sus propias filas. Una de las bajas más recientes que tuvo este bloque fue la de Carlos Bergman, quien dejó de ser uno de sus aliados.

Creo puede asegurar 18 votos. También hay 11 del Bloque de Integración Nacional (BIN) y 8 del Bloque de Acción Democrática Independiente.

Litardo asumió la Presidencia hace tres meses con 78 votos. Y desde entonces han sido aprobadas cinco leyes en el Pleno, entre ellas la derogatoria del Impuesto Verde.

Este proyecto, de iniciativa legislativa y del Ejecutivo, logró el apoyo de asambleístas del Partido Social Cristiano (PSC) y de Suma, que no forman parte de la coalición. Los legisladores correístas, que ocupan 32 curules, no estuvieron de acuerdo.

La meta de Litardo también era aprobar antes de la vacancia legislativa, que se iniciará mañana (19 de agosto del 2019), las reformas al Código Penal, a la Ley de la Función Legislativa y el Código Orgánico de la Salud. No lo logró.

En este último caso, por la falta de acuerdos, se vio obligado a posponer la votación en más de dos ocasiones. El texto lleva cinco años en debate.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)