Moda de Ecuador con propósito se exhibió en Colombia…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 28 de julio del 2021
Ausencia de Freddy Carrión causa disputa en dos organismos
Chicos de 16 a 18 se vacunan y analizan volver a las aulas
Los jóvenes acudieron a Quinindé, Esmeraldas, para vacunarse
Vicealcaldía evidenció división en el Concejo Metrop…
Arroceros piden medidas adicionales a alza de precios
Comandante de la Fuerza Aérea Ecuatoriana: ‘Este año…

EE.UU. debe decidir si mantiene su apoyo a Claver- Carone en el BID

Mauricio Claver- Carone, dirige el BID, que en el 2020 inyectó USD  21 600 millones en préstamos, según la página web de la entidad. Foto: Cortesía / BID

Mauricio Claver- Carone, dirige el BID, que en el 2020 inyectó USD 21 600 millones en préstamos, según la página web de la entidad. Foto: Cortesía / BID

Mauricio Claver- Carone, dirige el BID, que en el 2020 inyectó USD
21 600 millones en préstamos, según la página web de la entidad. Foto: Cortesía / BID

A mediados de marzo próximo el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el mayor proveedor de ayuda económica a la región, tendrá una reunión clave.

El organismo necesita un presupuesto más grande para ampliar los desembolsos en América Latina, severamente golpeada por la pandemia.

En el 2020 inyectó USD 21 600 millones en préstamos, según la propia página web de la entidad. El monto es enorme comparado con otros multilaterales como el Banco Mundial que redireccionaron USD 8 000 millones durante el año pasado.

El presidente del organismo multilateral, Mauricio Claver- Carone, ha señalado que en el 2021 se necesitará una cifra similar o mayor.
La junta de gobernadores del multilateral necesita urgentemente un aumento de capital.

Pero analistas como Daniel Runde de la revista especializada Foreign Policy señalan que Claver Carone puede enfrentar el bloqueo de los demócratas de Estados Unidos e incluso pedidos de destitución del cargo.

“Ese aumento de capital corre el riesgo de ser rehén del deseo de la administración Biden de destituir al exfuncionario de la administración Trump que encabeza el BID, Mauricio Claver-Carone, de su cargo antes de que se tome cualquier decisión sobre un aumento de capital”.

La junta de gobernadores del BID, donde los países miembros están representados, Estados Unidos tiene un voto clave. Se espera que para cuando se dé la reunión sobre el aumento de capital y presupuesto, el Senado de Estados Unidos habrá confirmado a Janet Yellen como Secretaria del Tesoro. Con muchos puestos administrativos clave aún vacantes, la decisión dependerá de la Casa Blanca, Yellen y un puñado de empleados. Más tarde, el Congreso estadounidense controlado por los demócratas también tendrá que aprobarlo.

Pero según Runde, hay un problema: la controvertida elección en octubre de 2020 de Claver-Carone, director senior para el hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos bajo el entonces presidente Donald Trump, como presidente del BID.

Esto, según el experto, no solo ha irritado a la izquierda política con sus opiniones firmes sobre Cuba y Venezuela, sino que su elección rompió una regla no escrita de que el BID siempre debe estar encabezado por un latinoamericano.

El funcionario ha nombrado entre sus filas a exministros de Economía de países que votaron por él, como fue Richard Martínez de Ecuador, quien ahora es gobernador de países.

Claver-Carone ha negado que haya hecho esos nombramientos para pagar votos y ha señalado que buscó dar mayor representación a los países más pequeños en la región.

Según Ruden, el gobierno de Jose Biden ahora tiene dos opciones: puede votar para abordar los problemas de la región ahora o pasar un año más tratando de eliminar y reemplazar a Claver-Carone.